Un sin fin de cosas, CLASE 2018

Gracias por recibirme en un espacio de sus corazones. A pesar de sus actos, conductas y defectos, cada uno de ustedes se fueron convirtiendo poco a poco en lo que más quiero y en lo que temo perder, sé que esto no es el fin de todo, el mundo seguirá. Pronto llegará el momento en el que ustedes y yo tengamos que soltarnos de las manos y que cada uno elija un camino diferente. Gracias por un sin fin de cosas que me enseñaron. Nunca he tenido el valor de decirles lo mucho que los quiero, porque cada vez que lo intento un nudo en la garganta lo evita. Jamás voy a olvidar todas nuestras locuras, nuestros gritos en el salón, nuestros pleitos con los del otro grupo, esto ha sido la mejor parte que jamás olvidaré. Quizá no me salgan lágrimas o tal vez sí, pero como no, si han sido años llenos de rebeldías.
Lo logramos, nos encontramos al final del camino, gracias a nuestro esfuerzo, nuestra dedicación y compromiso, gracias a nuestro empeño, gracias a Wikipedia y Yahoo!...Pero primero que todo gracias por las lecciones, por la paciencia, el cariño brindado a pesar de los problemas, muchas gracias maestros. Gracias a todo esto estamos aquí cerrando esta etapa de nuestras vidas.
La Manuela normalmente llena de sonido y de actividad, en el día de hoy nos recibe, en completo silencio, quizás es porque entiende que esos pubertos que llegaron hace 11, 3,4 o 5 años a invadir la escuela están diciendo Adiós. Quizá es porque entiende que está es la última vez que está generación se reúne dentro sus paredes. Esta es la parte del discurso donde normalmente citaría aún Filósofo o escritor. Pero mientras escribía esto, me doy cuenta que no conocía ninguno. Soy muy flojo para investigar alguno, francamente a ustedes no les importa lo que dijo un griego que se murió hace 2000 años. Entonces decidí que mi discurso no tendría una cita a menos de que pudiera pensar en alguna personalidad, en la que todos no identifiquemos, en la que todos respetemos y sobre todo que sus palabras tengan la misma sabiduría que cualquier pensador.
Barnie el dinosaurio alguna vez dijo:
-El sueño que veas con mayor claridad, es más propenso a volverse realidad!
Cuando llegue el día, en el momento de recibir nuestros diplomas, vemos nuestros sueños con más claridad que nunca, sueños de arquitectos, ingenieros, médicos, psicólogos, artistas, políticos, abogados, mantenidos, mientras me caso... No juzgue!
Me llena de felicidad saber que estamos más cerca  de alcanzar nuestros sueños, pero también estoy triste, porque sé, que para alcanzar esos sueños tenemos que tomar caminos diferentes. Quien diría que es tan difícil despedirse de personas que hace tan poco tiempo, eran completos desconocidos.
Sueñen con sus profesiones, si todavía no las tienen, sueñen con encontrar algo que quieran hacer el resto de sus vidas. Sueñen con nuevos viajes nuevos proyectos y aventuras. Sueñen con ser  felices cada día de sus vidas. Sueñen con el día que nos volvamos a ver. Guardar el pasado como el tesoro más grande y soñar con los tesoros que nos trae el futuro. Tomar el timón en el barco de nuestras vidas y zarpar por ellos, dicen que la vida pirata es la vida mejor.
Los dejo con lo siguiente:
-Una madre no deja de ser madre porque sus hijos se van de casa, un Troyano no deja de ser Troyano porque se va de Troya. De la misma manera salir de la Manuela Beltrán no significa dejarla detrás, significa llevarla donde sea que vallamos.
Y clase 2018 en hora buena y gracias por todo, nos veremos en nuestros sueños.'' '' 
                                                                                                                                                             
                                                                                                                                                             26.08.2018

Comentar