Unidad, no división...

Para la naturaleza, las diferencias palpables e intangibles entre Hombre y Mujer

son solamente la expresión de una creación perfecta, mientras tanto al Ser

Humano tan solo parecen servirle para crear división de lo indivisible y separación

de lo inseparable.  Las diferencias entre el Hombre y la Mujer son el gran baluarte

sobre el cual el Creador manifiesta su infinita generosidad, las diferencias entre el

Hombre y la Mujer son el gran baluarte sobre el cual el Creador concreta su

realización…  la inagotable P R E S E N C I A D E   D I O S;…  pero para el Ser

Humano, las diferencias entre el Hombre y la Mujer tan solo significan  una

detestable rivalidad sobre la cual se inventan permanentemente privilegios y

poderes de un género sobre el otro, privilegios y poderes que desconocen el

misterio de la Unidad, que niegan el placer más puro.  Hoy en día la gran mayoría

de las sociedades del mundo realizan enormes esfuerzos para establecer

progresivamente un equilibrio social que garantice igualdad de derechos tanto

para mujeres como para varones, sin privilegios que beneficien a alguno de los

dos por la condición de ser mujer o  varón. 

 

Esta maravillosa intención, todos la celebramos, la apoyamos y la impulsamos;

pero falta mucho porque esto es simplemente cortar ramas y de raíz no

demasiado, esta loable labor aun no es suficiente para que entendamos que

las diferencias palpables e intangibles entre los dos únicos géneros de la especie,

solo fueron creadas para unirnos el uno con el otro; las diferencias físicas y

espirituales entre el varón y la mujer jamás fueron concebidas con el ánimo de

separarnos, todo lo contrario; tan solo ahí, en esa dualidad varón mujer se

perfecciona la creación porque uno solo está incompleto pues le falta el otro, su

 

complemento ideal, y viceversa.

Comentar