Vivir sin perder los sueños

        Su rostro me trae recuerdos de un pasado lejano. Sus ojos profundos, de mirada agreste, que por las noches me hicieron soñar. Tu piel aguerrida, tus maños callosas, irán a la lucha sin saber porque. Piensa un instante si luchas por algo, que seguramente no encontrarás. Guarda tus rencores que tiene tu mente, quítate la venda de tus ojos, porque así el horizonte, jamás lo verás. Se hizo la noche guarda tu espada. La fuerza nos trae, solamente tristezas. No permitas nunca minar tu conciencia, deja que el amor desplace al odio. Si hay injusticia, junta fortaleza. Enseña al que odia, que es mejor amar. Cuando por las mañanas te sorprendan las tinieblas, seguramente pronto encontrarás la luz.

      Camina despacio, llegarás ligero. No siempre el primero logra los laureles, será para el tesonero el triunfo final. No te conozco pero soy tu amigo. Con tus simples palabras me diste enseñanza. Regresa a tu espacio, donde jamás debieras haber salido. No mires el pasado, vive el presente proyectando el futuro. Triste destino el que vive en odio, sin abrir los ojos para ver la luz. Escucha el canto de un pájaro libre, que seguramente morirá de amor. Si la mariposa se apoya en tu mano, disfruta con ella no la dejes ir. Mañana, cuando te hayas ido, escribirán en tu lápida, “Fuiste un soñador” 

Comentar