El Mago (Prosa Oscura) - 1era entrega

Déjame Oh Mago!
describir la batalla que libras
con la oscuridad de la noche,
con la luz del día o con la penumbra.

Déjame Oh Mago!
descubrir tus eternos secretos
aprender de tu inmensa sabiduría
ser el pequeño aprendiz de toda tu vida.

Déjame Oh Mago!
entrar en tu cueva para admirar tu poder
solo para observarlo un poco
y poner sentir la grandeza que quisiera tener.

Déjame Oh Mago!
participar de tu oculto universo
que escondes a los ojos mortales
para no causar ya peores males.

No me mires así Mago
que así como he conocido tu guarida
también he conocido tus secretos
especialmente el mas oculto.

Te enfadas conmigo, Mago?
he tenido yo la culpa de tu insensatez?
he tenido yo la culpa de tu delirio?
ahora ya sabes que no eres tan grande.

Solo eres un mortal, Mago
aunque hayas robado tanto tiempo al Tiempo
aunque las eras hayan corrido sobre tus hombros
como agua sobre piedra.

Si! Mago
el arroyo se acaba
el agua ha de dejar de correr
y debo llevarme tu alma.

Pero te agradezco, Mago
porque en tu locura liberaste mis cadenas,
soy dueño otra vez del mundo
y sus miserias son otra vez mi alegría.

Si! Mago,
derrúmbate ahora!, muerde el polvo!
he vuelto...
y el mundo es mío de nuevo...

 

Comentar