Vote por los mejores escritos del 2017 - Sólo usuarios registrados

Vote por la mejor crónica del 2017 Vote por el mejor cuento del 2017 Vote por el mejor ensayo del 2017 Vote por el mejor minicuento del 2017 Vote por el mejor monólogo del 2017 Vote por la mejor novela del 2017 Vote por la mejor opinión del 2017 Vote por el mejor poema del 2017

La Rebelión de los Mendigos

Ésta es una historía sobre el amor
Analiza lo que es el amor,
Lo que podría ser, y lo que los
seres humanos, hemos hecho
de él.   

J.F.C.      

Prólogo    

No sabía como era Mario Díaz del Olmo, después supe como fué y el porqué, él debió pensar que el hombre no es un simple animal, ni obedece a sus impulsos como tal animal; él sabía distinguirlos, darles una interpretación consciente y distanciarse de ellos; también puede modificarlos o abstraerlos. Por ejemplo, puede generalizar el principio de la similitud e incluso reconocer a su propia imagen en otros seres exóticos o desvalidos. Mediante su entendimiento puede vislumbrar, pese al dictado incierto de esos impulsos, que otros seres humanos de piel y pigmentación distintas se asemejan a él, que los tullidos físicos y mentales se asemejan a las personas sanas. Esta "humanización" del instinto protector, únicamente factible en el hombre, es el altruismo, Amor al prójimo o altruismo equivale al instinto protector cultivado mediante la inteligencia.  


El altruismo es sólo imperfectamente sustentado por los impulsos. A menudo se requiere gran fuerza persuasiva y no pocas veces hace falta considerable "aplomo" para sobreponerse al primitivo instinto de lo igualitario. Consecuentemente, para Mario el altruismo era una virtud que él siempre había demostrado. Cómo pudo quedarse atrapado en aquel mundo siniestro y oscuro?, después de leer su diario sólo he encontrado una respuesta, por amor............  


Pude saber pasado algún tiempo, que aquel diario pertenecía a un muchacho universitario, el pequeño de tres hermanos perteneciente a una familia acomodada de Barcelona, y la chica que iba con él sería sin lugar a dudas la Elena que encontró y "recogió" de la calle, la compañera de mesa en aquellos comedores de beneficiencia, lo que en un principio era para Mario una tesis doctoral, acabó siendo una trampa de la que no pudo, o quizás no quiso salir.  


Yo lo único que puedo hacer en estos momentos por Mario es hacer público su diario y que el mundo sepa como malviven en nuestras calles otros seres humanos idénticos a nosotros, pero quizás ,con menos suerte.  


Descansar en paz mendigos................................................          


Julián Fernandez Cruz
Riera Basté, 22-24 esc B 4. 3.
San Boi del LLobregat 08830
Barcelona      

Comentar