¡Soy chofer y qué! (2)

Ir a: ¡Soy chofer... y qué! A SU COMPADRE LO QUIEREN BAJAR Yo venía de regreso de la capital completando un recorrido cuando quedé atrapado por un trancón, ahí adelante, cerquita, en la curva de San Martín de Porres. Como no se movían los carros en ninguna de las dos direcciones de la carretera con dos únicos carriles, envié a mi ayudante para que averiguara la causa del bloqueo, a la fija un accidente- pensé- pero que va, uno ya no se mosquea por eso, es pan de todos los benditos días en esta verrionda vía así que, como no había más remedio que esperar prendí el equipo estereofónico de mi poderosa nave y...

Leer más: ¡Soy chofer y qué! (2)

Un deterioro imperceptible (“Seguiré viviendo” 60a. entrega)

Ir a: Todo es relativo, todo es cuestionable (“Seguiré viviendo” 59a. entrega) La tarde se había ido tratando de calmar un dolor que no cedía con nada. Desperté en la noche más sereno. Adela, la enfermera, me hizo un relato pormenorizado de los medicamentos que tuvieron que aplicarme. «De paso lo durmieron», me dijo, resaltando el doble efecto de los potentes analgésicos: hipnótico y calmante. Me preguntó...

Leer más: Un deterioro imperceptible (“Seguiré viviendo” 60a. entrega)

Todo es relativo, todo es cuestionable (“Seguiré viviendo” 59a. entrega)

Ir a: La virtud y la belleza (“Seguiré viviendo” 58a. entrega) Eleonora encontró a través de la lectura de las obras de su padre un perfil desconocido. Se dio cuenta de que todo estaba al alcance de su crítica, de que detestaba los pedestales y era desmitificador e iconoclasta. Le parecía un hombre en plena rebeldía, un contradictor perenne de las normas. Era diferente al ser sumiso que se veía en familia. No era lo mismo...

Leer más: Todo es relativo, todo es cuestionable (“Seguiré viviendo” 59a. entrega)

¡Soy chofer... y qué!

 "Los hechos narrados están basados en un hecho real. El accidente ocurrió tal como está consignado en la novela y los personajes están sacados de la realidad. Están cambiados los nombres y uno que otro detalle son fruto de la imaginación del escritor" MUCHO GUSTO (A manera de prólogo)  En muchos fines de semana dediqué horas diurnas y nocturnas a jugar tejo, tomar cerveza y trago y conversar con...

Leer más: ¡Soy chofer... y qué!

Los hinchas del santo padre (4)

Llegada de las Hermanas de la Pasión de Nuestra Señora al pueblo y los acontecimientos que desencadenaron. Cobro de los diezmos y primicias por cuenta del santo padre y el inicio del tesoro de la iglesia con la marca del hierro personal del sacerdote en las ancas de los animales. Ir a: Los hinchas del Santo Padre (3) En los meses que siguieron  por cada afrenta contra las propiedades de don Frutos  ocurría uno en contra de  los bienes de la...

Leer más: Los hinchas del santo padre (4)

Las noches en la montaña

1 Como todas las mañanas hasta ese día, don Pedro Olarte entró en la cafetería de doña Margarita para tomar un café, que sería el primero de nueve o diez durante la jornada. Acostumbraba don Pedro ubicarse en la mesa más cercana a la puerta de la entrada para así poder divisar el panorama comercial y el desarrollo de los eventos de cualquier tipo en la cuadra en la que permanecía todo el día, desde las 7:30 a.m...

Leer más: Las noches en la montaña

El Psicótico (Crónicas angelicales 3ra entrega)

Ir a: Mortal (Crónicas angelicales 2da entrega) No había sido una noche para nada buena, las burlas Oye Damian, que haces fuera de tu cueva? y todo el ambiente pesado no me habían hecho bien, los estúpidos gigantes de ultimo año con sus frases sarcásticas y su ilimitada resistencia al alcohol habían pasado la noche gastándome bromas en frente de todo el colegio, haciéndome lucir como un tonto, pero a lo mejor lo era...

Leer más: El Psicótico (Crónicas angelicales 3ra entrega)

Mortal (Crónicas angelicales 2da entrega)

Ir a: Crónicas angelicales – 1a Entrega Sintió una explosión que recorrió todo lo que alcanzaba a percibir, toda la densa oscuridad en la que se encontraba retumbó y sintió, en realidad sintió frío, pesadez y miedo, sintió miedo porque no entendía lo que estaba sucediendo, después del relámpago, quedó sumido en aquella fría penumbra. Se sentía débil, solo, no...

Leer más: Mortal (Crónicas angelicales 2da entrega)

Crónicas angelicales

Agitado y débil, Michael entró al callejón, el corazón de aquel cuerpo latía a gran velocidad, transpiraba frío, sus músculos estaban tensionados, se dio media vuelta y sintió un hormigueo bajar por su espalda cuando el foco que iluminaba aquel sucio rincón se apagó. Se dejó caer y sin fuerzas contempló como el buscador entraba al callejón... ¿Como había sucedido todo esto...

Leer más: Crónicas angelicales