Instantes

El pasado siempre vuelve Pasaban poco más de media noche, en la oficina del comandante Héctor de la Policía del estado, cuando un tumulto de gente entre cámaras, micrófonos y empujones, gritaban desde la calle que saliera, para que diera un avance del caso “Ángeles dormidos”. Mientras tanto, adentro del departamento policiaco, en un cubículo del fondo, se puede ver la imagen de un hombre alto, un tanto mal vestido, que camina y camina alrededor de su privado, se toma el cabello, se lo alborota, se rasca su muy mal aseada barba y no deja de hacer gesticulaciones como quien trata de querer dar solución con la cabeza a sus problemas. De momento alguien toca a la puerta...

Leer más: Instantes

La virtud y la belleza (“Seguiré viviendo” 58a. entrega)

  Ir a: Las Escrituras, el mito y la verdad (“Seguiré viviendo” 57a. entrega)Estaban allí la joven y la vieja; la bella y la deforme; una atractiva, la otra  repugnante. Concentraba la primera todos mis sentidos, a la otra mi vista la esquivaba. El ambiente era un delirio, las imágenes, fantasmagóricas. Como proyectadas en el aire, se realzaban y palidecían; desaparecían y aparecían. Igual sus voces: eran un eco que iba y que venía. Me esforcé por oírlas. La bella hablaba con...

Leer más: La virtud y la belleza (“Seguiré viviendo” 58a. entrega)

Las Escrituras, el mito y la verdad (“Seguiré viviendo” 57a. entrega)

Ir a: El mundo subjetivo de la felicidad (“Seguiré viviendo” 56a. entrega) Desde la furtiva incursión a la biblioteca de su padre, que la puso por primera vez en contacto con los escritos de José, afloró en Eleonora un interés creciente por la obra del escritor, que concluyó en la seducción total. Admiraba al hombre postrado por la enfermedad, y lamentaba que la energía que residía en sus pensamientos no pudiera...

Leer más: Las Escrituras, el mito y la verdad (“Seguiré viviendo” 57a. entrega)

El mundo subjetivo de la felicidad (“Seguiré viviendo” 56a. entrega)

Ir a: Una soledad desgarradora (“Seguiré viviendo” 55a. entrega) La idea de que la muerte siempre hará sentir la insignificancia de la vida, me trajo a la mente la imagen de un escuadrón de hormigas aplastado por mi pie, inmenso frente a ellas. Igual imaginé a la humanidad ante la muerte: impotente y minúscula. Y tuve la sensación de remontarme al infinito viendo empequeñecerse todo en la distancia. Vi el enjambre humano...

Leer más: El mundo subjetivo de la felicidad (“Seguiré viviendo” 56a. entrega)

Una soledad desgarradora (“Seguiré viviendo” 55a. entrega)

Ir a: De la laparoscopia a la postración definitiva (“Seguiré viviendo” 54a. entrega) Como un ícono guardaba la mente de José la imagen de Ernesto, la personificación más patética de la ancianidad y el abandono. Su figura decrépita irrumpió con esplendor en sus recuerdos, corpórea y tangible. La vio arrinconada en la penumbra lúgubre. Hurgando en la monotonía volvió a tener...

Leer más: Una soledad desgarradora (“Seguiré viviendo” 55a. entrega)

Celuloide

“PRIMERA PARTE” "Madame/monsieur, votre attention s´il vous plaît ( 23:40, hay una retención, voy a perder el último tren )... a la suite d'un acte du vandalisme la ligne D será fermée pendant plusieurs minutes, merci beaucoup madame/monsieur... "[1], vuelve "is this love" en el hilo musical. En el andén jóvenes hienas árabes fuman ora costo ora tabaco. Mujer rubia, ancianos, pelo blanco...

Leer más: Celuloide

De la laparoscopia a la postración definitiva (“Seguiré viviendo” 54a. entrega)

Ir a: ¿Cómo será la muerte? (“Seguiré viviendo” 53a. entrega) El doctor  Mendoza me había explicado, y yo por otros medios había corroborado, que las metástasis ganglionares distantes no eran de buen pronóstico. Su propuesta era practicar una laparoscopia para determinar con precisión el estado de la enfermedad. Mi aceptación vino seis meses después cuando ya había agotado la...

Leer más: De la laparoscopia a la postración definitiva (“Seguiré viviendo” 54a. entrega)

¿Cómo será la muerte? (“Seguiré viviendo” 53a. entrega)

Ir a: En lo íntimo, ni la religión ni la moral (“Seguiré viviendo” 52a. entrega) Para José el primo Alfonso era uno de los familiares más queridos; más que por haber crecido juntos, por su eterno sentido del humor, exagerado si se quiere, tonto en ocasiones, pero candoroso. Lo consideraba entretenido y bueno, un viejo pueril sencillamente. Al fin y al cabo José desconfiaba de los que nunca ríen, y tenía por...

Leer más: ¿Cómo será la muerte? (“Seguiré viviendo” 53a. entrega)

El mago de Mesopotamia

Descubriendo el Último Misterio (Novela Breve)  ©Abel Carvajal. 2000. Derechos de autor reservados. Prohibida su impresión o publicación en cualquier medio  para su venta o comercialización sin previa autorización escrita de su autor, así como las traducciones a otras lenguas. Infórmese en  http://librosdeabelcarvajal.blogspot.com/   A mi Sulamita "La que vale es la última...

Leer más: El mago de Mesopotamia