Conflictos entre la razón y las creencias (“Seguiré viviendo” 31a. entrega)

Un juicio en mi inconsciente (“Seguiré viviendo” 30a. entrega) Reconocido como noble y bondadoso, José también era severo; visto como reflexivo y sereno, también era impulsivo. Enjuiciaba las normas, pero las cumplía. Era un crítico mas no un antisocial. Caía bien, a tal punto que la ampolla que levantaba su escritura, se desvanecía cuando los contradictores trataban al autor. A veces porque la exposición de sus motivos convencía, otras más, porque algo en su naturaleza llevaba a apreciar al escritor pasando por alto sus escritos. Su sentido de justicia y su inclinación por los pobres, mostraba un espíritu sensible; su...

Leer más: Conflictos entre la razón y las creencias (“Seguiré viviendo” 31a. entrega)

Un juicio en mi inconsciente (“Seguiré viviendo” 30a. entrega)

Ideario del moribundo, sus sentencias (“Seguiré viviendo” 29a. entrega) No alcanzaba a comprender como había llegado a aquél paraje. Era amplio y pleno de luz, pero brumoso. Parecía campestre, ocupado por poltronas blancas y mullidas. Aunque próximas a mi vista, debía esforzarme para saber si estaban ocupadas. Cuando casi tenía la certeza de que estaban vacías, la última mirada me convenció de todo lo...

Leer más: Un juicio en mi inconsciente (“Seguiré viviendo” 30a. entrega)

Ideario del moribundo, sus sentencias (“Seguiré viviendo” 29a. entrega)

Mariana (“Seguiré viviendo” 28a. entrega) Eleonora iba apenas por unos pijamas para llevárselas a José, pero se tropezó con tanto desorden en la habitación, que decidió primero organizarlo. Así había quedado el cuarto cuando tuvieron que salir con celeridad para la clínica. Había ropa arrugada y sin doblar sobre la cama, un par de camisas en la silla, y sobre ellas un par de corbatas y una bata. Las pantuflas...

Leer más: Ideario del moribundo, sus sentencias (“Seguiré viviendo” 29a. entrega)

Mariana (“Seguiré viviendo” 28a. entrega)

Inevitablemente el hombre es religioso (“Seguiré viviendo” 27a. entrega) Aunque había varias personas en la habitación, no sentía deseos de entablar conversación con nadie. Estaba adolorido a pesar de los calmantes y aún me sentía atontado por los anestésicos. Conservaba un vago recuerdo de una cara oculta tras el tapabocas. «Todo salió bien», me había dicho, si bien no estaba seguro de que fuera...

Leer más: Mariana (“Seguiré viviendo” 28a. entrega)

Inevitablemente el hombre es religioso (“Seguiré viviendo” 27a. entrega)

Lo que el hombre oculta (“Seguiré viviendo” 26a. entrega) La muerte carece de expertos que absuelvan el menor interrogante. Sin embargo cuando por curiosidad hizo José el intento de buscarlos, miles de páginas de embaucadores aparecieron en los motores de búsqueda de la internet. Para él la empresa era una pesquisa sin respuesta, especulativa sin remedio y presa de la vacilación de siempre: el premio o el castigo, la...

Leer más: Inevitablemente el hombre es religioso (“Seguiré viviendo” 27a. entrega)

Lo que el hombre oculta (“Seguiré viviendo” 26a. entrega)

Pensar en la muerte es saludable (“Seguiré viviendo” 25a. entrega) Hablando de la muerte terminé hablando de lo irremediable; y especulando sobre lo irremediable volví a ocuparme, cosa rara, de las relaciones de pareja. Advertí, para mostrar la conexión, que la relación entre el hombre y la mujer encierra verdades tan inexorables como el fin de la vida, a las que reaccionamos de la misma forma: creyendo que sólo aquejan a los...

Leer más: Lo que el hombre oculta (“Seguiré viviendo” 26a. entrega)

Pensar en la muerte es saludable (“Seguiré viviendo” 25a. entrega)

Eutanasia (“Seguiré viviendo” 24a. entrega) Había amigos de José para los que era un suplicio departir con él a sabiendas de que estaba moribundo. Se preguntaban qué decirle; vacilaban entre hablarle con naturalidad, excluyendo el tema de la muerte, y referirse a ella invocando esperanzas ilusorias. Alguno pensó que era mejor hablar de la enfermedad en forma descarnada. Muchos optaron por una solución pragmática: no...

Leer más: Pensar en la muerte es saludable (“Seguiré viviendo” 25a. entrega)

Diario de un error

Primer adelanto de una novela que estoy escribiendo, es el primer asomo de un diario de aproximadamente cuarenta días, ruego a los lectores ser lo suficientemente críticos con la estructura del escrito, no está de más aclarar que es la primera vez que me aventuro a escribir esta clase de textos. La siguiente historia trata sobre aquellos relatos juveniles y pasionales que por algún momento todos hemos pasado, pero que sin duda también se consideran...

Leer más: Diario de un error

Eutanasia (“Seguiré viviendo” 24a. entrega)

El peligro de la sociedad y el Estado (“Seguiré viviendo” 23a. entrega) Muchas veces escribí que la vida pertenece a quien la usufructúa, a quien la siente consumirse en su piel, a quien con ella sufre o se alboroza. «La vida es el tesoro más valioso y el mínimo bien del que puede sentirse amo y señor el ser humano. Que la existencia provenga de Dios no cambia la condición de dueño que tiene el hombre de su propia...

Leer más: Eutanasia (“Seguiré viviendo” 24a. entrega)