El peligro de la sociedad y el Estado (“Seguiré viviendo” 23a. entrega)

Muerte y bondad: objeto de mis sueños (“Seguiré viviendo” 22a. entrega) José podía parecer inalterable, pero era temperamental y apasionado. Un hombre de pasiones intelectuales y afectivas, pero conciliador: «Soy amigo de tolerar lo tolerable». Y en efecto, en el trato personal buscaba más la concordia que el conflicto. Tras una explosión de ira podía albergar sentimientos de destrucción y de venganza, pero al igual que una tormenta terminaba en calma, con un pensamiento despejado, convencido de que las hieles del rencor sólo amargan a quienes lo pretenden, y casi nada a quienes son su objeto. Su apasionamiento contra la altivez era un clamor contra...

Leer más: El peligro de la sociedad y el Estado (“Seguiré viviendo” 23a. entrega)

Muerte y bondad: objeto de mis sueños (“Seguiré viviendo” 22a. entrega)

La nostalgia de un amor duradero (“Seguiré viviendo” 21a. entrega) Ante la premura de la muerte decidí inventariar mis pertenencias. Entre las más queridas estaban mis escritos. Se hallaban dispersos por el apartamento, en libros, en revistas, en carpetas, en el computador, en cajas, o simplemente en hojas sueltas que hacían parte de todo mi desorden. Intenté reunirlos y clasificarlos. No todos habían sido publicados. Muchos...

Leer más: Muerte y bondad: objeto de mis sueños (“Seguiré viviendo” 22a. entrega)

La nostalgia de un amor duradero (“Seguiré viviendo” 21a. entrega)

El último prólogo (“Seguiré viviendo” 20a. entrega)Los encuentros con Piedad eran para José regocijantes. Le sentía devoción, y muchos intuían que eran amantes. Se confesaban con picardía su intimidad y se apoyaban en sus conspiraciones amorosas. Entre ellos no había pasión, aunque la hubiera habido de acceder Piedad a los requerimientos de su amigo. Pero en su momento Piedad no lo juzgó...

Leer más: La nostalgia de un amor duradero (“Seguiré viviendo” 21a. entrega)

El último prólogo (“Seguiré viviendo” 20a. entrega)

Las navidades y la reminiscencia del dictamen (“Seguiré viviendo” 19a. entrega) Todo en mi es pasado, poco o nada queda por vivir. Todo pertenece a los recuerdos, los hechos de hoy y del mañana. El futuro que queda lo escribiré en pasado porque ya tiene punto final el libro de mi vida. Evocar es mi destino; todo el tiempo está dispuesto para ello, y sin afanes. No tiene que pasar mi vida en un instante, tampoco toda tiene que desfilar ante mis...

Leer más: El último prólogo (“Seguiré viviendo” 20a. entrega)

Las navidades y la reminiscencia del dictamen (“Seguiré viviendo” 19a. entrega)

El concepto de placer (“Seguiré viviendo” 18a. entrega) La Navidad siempre fue feliz para José porque nunca le permitió la entrada a la nostalgia. Era para él un tiempo para disfrutar y descansar, para mostrar una sonrisa, para olvidar las penas, para ser indulgente y complaciente. Gozaba con las luces y el retumbar de la pólvora, con el árbol, con el pesebre, con la música y los arreglos navideños.Recién...

Leer más: Las navidades y la reminiscencia del dictamen (“Seguiré viviendo” 19a. entrega)

El concepto de placer (“Seguiré viviendo” 18a. entrega)

Para todas las religiones es el cielo (“Seguiré viviendo” 17a. entrega) José siempre soñó con llevar una vida sibarita. Sentía una propensión instintiva e intelectual al placer; pero los placeres los gozaba de forma contenida, y no era extraño que los aplazara por otra prioridad o por pereza. Explicaba que era cuestión de oportunidad, no de templanza. Intelectualmente hacía soberbias disertaciones defendiendo la...

Leer más: El concepto de placer (“Seguiré viviendo” 18a. entrega)

Para todas las religiones es el cielo (“Seguiré viviendo” 17a. entrega)

Ni conservadurismo extremo ni culto al ser humano (“Seguiré viviendo” 16a. entrega)  José nunca le ocultó a Javier su disposición a los placeres, pero en ausencia de un comportamiento hedonista que lo delatara, el sacerdote pensaba que el discurso de su amigo era locuacidad, si acaso una mera postura conceptual. Y no era cierto. Sencillamente la franqueza de José no alcanzaba para revelarle sus proezas. Acciones que hubieran...

Leer más: Para todas las religiones es el cielo (“Seguiré viviendo” 17a. entrega)

Ni conservadurismo extremo ni culto al ser humano (“Seguiré viviendo” 16a. entrega)

El germen de la infidelidad (“Seguiré viviendo” 15a. entrega) José era incapaz de rendirle culto al ser humano, reconocía virtudes y talento, sentía respeto, admiración, pero no reverenciaba a nadie. Respetaba los derechos de los demás pero no se subyugaba a sus razones. Era pugnaz crítico contra el servilismo. Y las subordinaciones que surgían del poder lo exasperaban. «Por meros accidentes de fortuna unos...

Leer más: Ni conservadurismo extremo ni culto al ser humano (“Seguiré viviendo” 16a. entrega)

Los hombres del diccionario

2007 En este día llegaron al  Valle de las Estatuas, vueltos los ojos a una iglesia moderna y avanzaron sin prisa mirando las remotas edades en las puertas y ventanas que no han sido modernizadas. Algunas maderas y marcos guardaban aun formas del pasado. Ponciano y Hebert, primos cercanos, salieron en busca de un futuro mejor, dejando atrás la historia que en este momento les llama la atención. Regresan ahora en plena madurez y  se aposentaron en una casa...

Leer más: Los hombres del diccionario