Lo que va del sueño a lo real (“Seguiré viviendo” 6a. entrega)

José descubre que su cáncer científicamente es fascinante (“Seguiré viviendo” 5a. entrega) La vida suele tomar rumbos que se apartan de los objetivos idealizados en la infancia. José, como en los cuentos de hadas, soñó con una casa encantada, inundada de fragancias, con una doncella tierna y amorosa, y con un hogar dichoso y duradero. Fue su visión inocente de la vida. Tuvo un techo –para no quejarse– que lo resguardó del frío, pero sin los aromas romántico soñados. La doncella fantaseada, «fue un hechizo de pésima factura», él lo decía. «Amantes no previstas me endulzaron el amargo...

Leer más: Lo que va del sueño a lo real (“Seguiré viviendo” 6a. entrega)

José descubre que su cáncer científicamente es fascinante (“Seguiré viviendo” 5a. entrega)

La búsqueda de la verdad y lo correcto (“Seguiré viviendo” 4a. entrega)  Ante la inminencia de la muerte y la posibilidad del sufrimiento, el tema del suicidio y la eutanasia rondó la mente de José, pero a pesar de la connotación afectiva no dejó de ser un ejercicio intelectual y frío. En lo personal poco lo seducía. Aceptaba la vida como fruto de la creación divina, pues algo tan complejo y maravilloso...

Leer más: José descubre que su cáncer científicamente es fascinante (“Seguiré viviendo” 5a. entrega)

La búsqueda de la verdad y lo correcto (“Seguiré viviendo” 4a. entrega)

El moribundo piensa en conciliarse ("Seguiré viviendo" 3a. entrega)   José tenía una personalidad compleja y los desprevenidos descubrían confusos contrastes en sus actitudes. A simple vista sus posturas iban en contravía unas de otras; pero existía un hilo conductor dado por dos principios: bondad y libertad, en los que fundamentaba su razonamiento y sus acciones. El resultado de su interacción era una postura...

Leer más: La búsqueda de la verdad y lo correcto (“Seguiré viviendo” 4a. entrega)

El moribundo piensa en conciliarse ("Seguiré viviendo" 3a. entrega)

Hedonismo ante la muerte ("Seguiré viviendo" 2a. entrega) El tiempo de disfrutar terminó para José con la última visita a la montaña. El verdor, el aire límpido, el olor a leña, la casa campesina y el canto de las aves refundido entre el follaje, habían sido para él un gozo extraordinario. Pero de haberse prolongado se habría convertido en la rutina que pugna con lo placentero.Allí percibió con...

Leer más: El moribundo piensa en conciliarse ("Seguiré viviendo" 3a. entrega)

Hedonismo ante la muerte ("Seguiré viviendo" 2a. entrega)

A enfrentar la muerte y a disfrutar la vida ("Seguiré viviendo" 1a. entrega) Antonio esperaba con paciencia el ascensor que lo debía llevar al piso en que José estaba hospitalizado. Miraba su reloj, exploraba el espacio circundante, pasaba su vista sobre los avisos de bronce aplicados al mármol de los muros y sonreía a las personas que al igual que él aguardaban el elevador. Y repetía ese ciclo indefinidamente en vista de la...

Leer más: Hedonismo ante la muerte ("Seguiré viviendo" 2a. entrega)

A enfrentar la muerte y a disfrutar la vida ("Seguiré viviendo" 1a. entrega)

Hedonismo ante la muerte ("Seguiré viviendo" 2a. entrega) José presintió que pronto moriría cuando el doctor Mendoza dio el dictamen de un cáncer infiltrante. Sabía que la profundización del cáncer en la pared del estómago ensombrecía el pronóstico, además todos los miembros de su familia que lo padecieron murieron irremediablemente. Sin que una sola de las palabras del médico lo...

Leer más: A enfrentar la muerte y a disfrutar la vida ("Seguiré viviendo" 1a. entrega)

La intimidad, un goce estético (Carta XC)

Febrero 20  Cautivador Copito:  La vida íntima es un disfrute estético. Para mí es comunión con lo bello, un equilibrio de la forma. Una exaltación que no se alcanza con mujeres sin belleza, grotescas, agresivas o vulgares. La concibo como la armonía suprema de los cuerpos y las almas. Dejé por ello de compartir el lecho con aquélla que se dice ante la sociedad mi esposa. Mi espíritu ultrajado no anhela ser...

Leer más: La intimidad, un goce estético (Carta XC)

Confío en ti: no imagino daño que de ti provenga (Carta XVIII)

Mi amor: Me basto verte para intuir tu esencia noble. Tus suaves ademanes con otra naturaleza no armonizan.  Algo hay en la voz y en el semblante de todo ser humano que delata el verdadero ser y las reales intenciones.He visto, por ejemplo, en ocasiones, la belleza plasmada en los trazos perfectos de rostros femeninos, que sin embargo no encubren con su fascinación su ánimo perverso. Presumo que la bondad perfila la belleza hasta convertir en angelical un rostro...

Leer más: Confío en ti: no imagino daño que de ti provenga (Carta XVIII)

Me haces soñar despierto. Es hora de que sepas que te amo

Julio 4   Paolita:   He ahuyentado esta noche de mi mente todo pensamiento. No ansío razones, tan sólo el placer que tu ser me proporcione. Tal vez no conozco de ti lo suficiente, pero ya por ti mi corazón palpita. Eres un descubrimiento tan reciente, pero en mi vida tienes más raíces que lo añejo. Me he perdido en tu rostro angelical porque refleja la ternura con que sueño... Entre versos pareces concebida.  No...

Leer más: Me haces soñar despierto. Es hora de que sepas que te amo