El color afrodescendiente

Parto de la premisa que estos países americanos latinos son predominantemente mestizos; bueno, estoy convencido de que el mundo es casi totalmente mestizo, tal vez las únicas razas puras son las de regiones muy apartadas o de difícil acceso; por eso me causa curiosidad saber que en diferentes regiones del planeta muchos seres humanos se mortifican porque les echan en cara su etnia.

Los habitantes de Colombia de raza negra se veían afectados con demasiada frecuencia por muchas discriminaciones en todos los campos. El término negro era usado de manera peyorativa y los de dicha etnia se resentían y algunas oportunidades se daban enfrentamientos verbales y no pocas veces peleas con consecuencias desastrosas para los contendientes.

Algo va de un país a otro país porque el término gente de color que se usa en los EEUU no caló en nuestro medio. Nuestros hermanos de piel oscura y rasgos africanos, en Colombia,  descendientes de Jafet según el relato bíblico, no sentían que esa o ninguna palabra fuera la adecuada para referirse a ellos con el debido respeto. En algunas regiones les cambiaron la denominación a morenos, morenazos, castaños, morochos, de pelo quieto…

Pero los amigos de raza negra no aceptaban con agrado ninguna de estas denominaciones. Tal vez un sector recibía sin fruncimiento de frente y de labios que los llamaran de alguna de estas maneras. Muchos grupos se formaron con los numerosos habitantes de raza negra y protestaron de todas las formas para lograr un reconocimiento que no mostrara de ninguna manera discriminación hacia esta población y se llegó hasta el Congreso de la República…

Lo curioso de este caso es que mis amigos negros se sienten orgullosos de su raza y más bien se molestan si les dicen de otra manera, como las señaladas antes. A mí se me ocurre algo divertido relacionado con esta forma de ver el asunto. A la mayoría de personas les pareció un cambio notable que les cambiaran la palabra negro, o negra, por afro descendiente. Entre otras cosas se escribe como una sola palabra pero son dos, y si es una palabra compuesta creo que aun no es aceptada por las academias de la lengua.

Resulta que uno de mis amigos negros, cuyo nombre me reservo, tomó muy en broma el asunto debido a que él se siente orgulloso de su raza, de sus ancestros africanos y de todo lo que tenga que ver con el color de su piel porque para nada se siente ofendido si le dicen negro… por supuesto, depende del tono y de otras cosas. Pues a todo lo que lleva la denominación negro o negra le cambió el vocablo por afro descendiente, de donde resultó algo muy gracioso

En este orden de cosas si se aplica a todos los casos donde aparece este término controversial sonaría muy divertido lo siguiente:

Mi amor, alístame el vestido afro descendiente.

Mi carro es de afro descendiente

¿Oiga amigo, cuánto vale el pantalón afro descendiente?

La noche está afro descendiente

Tengo una suerte afro descendiente

Mi amiga se tiño el pelo de afro descendiente

El año pasado fue afro descendiente para la economía mundial

Es muy divertido escucharlo y la palabreja se le pega a uno; ahora mis amigos la están usando con frecuencia pero se cuidan mucho de pronunciarla en presencia de afro descendientes delicados y que se molesten con el uso del término. Sé que me van a decir que es para evitar ofensas y discriminaciones y estoy seguro que las hay. Yo prefiero llamar a mis amigos por su nombre y he sacado de mi vocabulario cotidiano la palabra negro para evitar que la población de dicha etnia se moleste. A mí en la costa me dicen blanquito y siento que lo pronuncian con cariño.

Y para terminar, no me explico porque blancos negros, amarillos y cobrizos si ninguna etnia es de este color que le adjudican. Los negros tienden a un color de chocolate, los blancos, en su mayoría, son de un rosado pálido igual que los mal llamados de raza amarilla, comparen y verán que la piel es del mismo color y difieren en los ojos, los piel rojas tienen su cutis enrojecido pero no rojo y los cobrizos están muy distantes del tono metálico del cobre. Aceptémonos como seres humanos sin distingos de raza y dejemos de joder a los demás.

Edgar Tarazona Angel
http://edgarosiris310.blogspot.com

 

Comentar