Los nuevos verbos

La juventud de todo el mundo y de todas las eras, para distinguirse de los adultos y de otros grupos, crea sus propias formas expresivas. También algunos grupos de trabajo, como albañiles y choferes, y según las regiones geográficas, transforman las palabras o inventan otras. La mayoría se pierden con los años y son reemplazadas por la generación de turno. Unos verbos adquieren nuevos significados, otros son originales y otros simplemente expresan en un tiempo verbal (y una o dos personas gramaticales) emociones juveniles.

Son coger, cotizar, enyardar, enlitrar, taladrar, madrear, hijueputiar, atarzanar, emputar, cahatear, engorilar, quiñar, choripapear, soplar, chutear, paniquear, castigar, videar, chupar, cachonear, faltonear, chichipatear, camellar…etc. Si se fijan con atención, todos perteneces a la primera conjugación, es decir los verbos terminados en AR.

Quiero advertir que no todos se utilizan en todo el territorio nacional (Colombia), algunos son de sectores bien definidos: adolescentes, drogadictos, choferes, tribus urbanas; pero en mi país todos saben el significado a pesar de que no los incluyan en su conversación habitual.

Veámoslos por separado para conocer las connotaciones de cada uno de ellos

1. Atarzanar: se utiliza para indicar que un chico abraza exageradamente a una chica con intenciones sexuales: Huy  hermano, la besé y la atarzané… También cuando en combates cuerpo a cuerpo el contacto es total como en la lucha greco-romana o la lucha libre: El Santo atarzanó a la Momia.

2. Apercollar: sinónimo del anterior; entre los jóvenes es usado para indicar que se abrazó a la pareja con intenciones sexuales: En el baile del viernes todos estábamos apercollados. La hermana de Daniel es feliz bailando apercollada.

3. Bogar: ingerir líquidos con ansia desmesurada; actitud típica de los sedientos y de los alcohólicos: En el paseo los tíos no hicieron sino bogar aguardiente como desesperados y de mecato casi nada.

4. Cachonear: ser infiel, utilizado por igual por hombres y mujeres; el cachoneo es usual en las relaciones adolescentes; bueno, y en las otras también, jajaja.

5. Camellar: trabajar, es el equivalente colombiano de chambear de México. Extendido por toda la nación, es usual buscar camello, estar camellando, no tener camello, buscar otro camello.

6. Castigar: es un eufemismo por hacer el amor o copular. ¿Qué va a hacer esta tarde mi hermano? Pues voy a castigar a mi novia. De la misma forma se usa para indicar indiferencia o desdén: La estoy castigando con la indiferencia.

7. Chatear: este nuevo verbo (neologismo) ya está consagrado por el uso; por si acaso significa comunicarse con otras personas en INTERNET por el MSN.

8. Chichipatiar: quedar mal, desilusionar: Se comprometió a prestarme la tarea y se chichipatió. No le creas a Fulano, es un chichipato.

9. Chirretear: drogarse, consumir drogas alucinógenas, todo adicto es un chirrete y la acción de consumir es chirretearse: Mi parce se chirretió y se pasó de dosis.

10. Choripapear: Robar, quedarse con lo ajeno de manera abusiva. En el pasado decíamos chorear, los adolescentes lo transformaron en este verbo: Oiga amiga, me choripapearon el celular.

11. Chupar: aunque parezca que no es nuevo porque se refiere a la misma acción de succionar un líquido, acá se utiliza para indicar dos acciones diferentes. La primera connotación es besar: Anoche pesqué a mi novia chupándose con Carlos; le di una mano de chupalina a Lola, me gustaría chupar a Carolina. La segunda connotación es beber licor: ayer estuvimos como cuatro horas chupando cerveza; ese tipo se la pasa chupando ron y no trabaja.

12. Chutear: Es un término de drogadictos (drogos) que significa que se inyecta alguna sustancia como heroína: Mire compadre, yo chupo y soplo pero no me chuteo.

13. Coger: ya es utilizado en varios países como eufemismo para desear sexualmente o tener relaciones íntimas: Pepe se quiere coger a Marina; anoche me cogí a la difícil; en la fiesta del viernes todos terminamos cogiendo a diestra y siniestra.

14. Coronar: se utiliza con sentido sexual; tener relaciones íntimas, siempre se emplea con doble sentido: Mire hermano esa chica tan linda, sólo falta coronarla. A la candidata de mi pueblo no la coronaron en el reinado pero si se la coronó el novio.

15. Cotizar: no se refiere, según las nuevas costumbres, a ninguna acción financiera o comercial, se usa para indicar que se quiere entablar una relación afectiva o sexual: Vamos a la fiesta de Luis a ver si cotizamos unas nenas; Pedro se puso la mejor pinta para  salir de cotizón; ayer me coticé a Carmina.

16. Embalar: este término se utiliza para indicar que alguien compromete a otro en un asunto difícil sin su consentimiento. El faltón de Luis me embaló con la policía.

17. Emburundangar: administrar burundanga (escopolamina) para someter la voluntad de la víctima: Eduardo estuvo emburundangado como tres días y no recuerda nada de lo que pasó.

18. Emputar: de ninguna manera se piense en alguna acción relacionada con la prostitución o similares; emputarse significa simplemente llenarse de ira contra alguien o algo, es el equivalente de llenarse de coraje (México): Belinda se emputó conmigo porque llegué tarde a la cita; el jefe anda emputado con todo el personal por el bajo rendimiento.

19. Engorilar: Nada que ver con los gorilas; se usa para dar a entender enredo amoroso, estar enfrascado en algo: Lolo anda en una engorilada tremenda con Lupe; Mi primo aprendió a jugar nintendo y ahora se la pasa engorilado a toda hora con los juegos.

20. Enlitrar: beber licor en forma exagerada para emborracharse, estar borracho: En la fiesta nos enlitramos y formamos un problema del demonio;  Mire mano, su tío pasó hace un rato en una enlitrada de campeonato.

21. Enyardar: meter en problemas, armar líos, tramar el mal de terceros. Si ese pendejo sigue echándole los perros a mi mujer no sabe la enyardada en que lo meto. Por alegar con los policías me enyardaron.

22. Faltonear: es sinónimo de chichipatear y se utiliza indistintamente. El tipo chichipato también es considerado un faltón. Pero hay una ligera diferencia, este verbo se usa más para indicar que dar mal con algo o alguien. Yo le faltonié a mi mejor amigo, o me faltoniaron con el préstamo.

23. Hijueputiar: sinónimo de insultar: cuando ya no aguanté más les pegué una hijueputiada que nunca van a olvidar.

24. Madrear: sinónimo del anterior. En ambos se nombra la madre del contrincante en primer lugar y el resto de la familia, en especial el honor de las mujeres, en segundo lugar. Aunque parezca más decente este verbo, en la realidad en ambos se desboca el ofensor con todos los términos que contiene la lengua española para ofender, de manera que una hijueputiada o una madreada tienen como objetivo principal decirle al otro hasta de que se va a morir con los términos más degradantes.

25. Mecatear: aunque el término es aceptado por la RAE en ciertos sectores se utiliza indiscriminadamente para cualquier comida y a la hora que sea: Me voy parceros porque mi ma me espera para mecatear.

26. Mocosear: entrar en un estado de sentimentalismo al límite, con lloriqueos y tembladera por el estado exacerbado de las emociones: después que el novio la dejó mi amiga se mocoseó.

27. Paniquear: este es un término de sopladores (consumidores de droga inhalada, en especial bazuco) que utilizan para indicar la angustia, el terror, el pánico que les produce consumirla: Huy hermano, anoche después de soplar me pegué una paniqueada tenaz.

28. Pordebajiar: acción encaminada a lograr que otro se sienta por debajo de todos; humillar al contrario; lograr que el adversario se sienta ignorado, despreciado: Pilas compadre porque esa vieja que anda con usted es feliz pordebajeando a su pareja delante de los demás.

29. Quiñar: se puede utilizar en dos sentidos: matar o golpear con saña: ¿Si sabe mano?, a su compadre Felipe lo quiñaron anoche en el bar “La ratonera” de tres balazos. También es válido como golpiza: mire mano, si sigue metiéndose con mi novia lo quiño para que no le queden ganas de seguir molestando. La diferencia semántica depende del contexto en que se utilice y el grado de enemistad de los dialogantes.

30. Retacar: regañar, iterar con fastidio: Noche llegué tarde y mi mujer me retacó.

31. Soplar: de la misma forma que chupar no se refiere a succionar, soplar tampoco tiene nada que ver con expulsar aire por la boca; todo lo contrario, se refiere a aspirar y es término de drogadictos para indicar que se está consumiendo, se va a consumir o se consumió alguna sustancia psicoactiva inhalada como marihuana, bazuco, cocaína u otras: Mire hermano, vamos a soplar en ese callejón; Ayer estuve toda la tarde chupando y soplando con los parces (amigos)

32. Taladrar: este es sinónimo de castigar (el nuevo castigar no el antiguo) y tiene connotaciones sexuales: Ahí donde lo ve ese tipo se está taladrando a la hermana de Vicente.

33. Tragar: además de acción de comer de manera desmesurada y apresurada, este verbo se refiere a la acción de enamorarse sin solución: Mi amigo se tragó de la novia de su propio hermano.

34. Trincar: se refiere a algo difícil. Atrapar. Esa vaina está muy trinca; a mi hermano lo trincó la poli.

35. Ventiar: no es ventear es ventiar, significa algo en cantidades inverosímiles,: Anoche bebimos trago ventiao; lo sacaron de la casa ventiao.

36. Videar: tiene dos connotaciones: ver videos, programas en TV  y películas o  estar en el papel de mirón (voyeur)

37. Visajear: aparentar, hacerse notar, destacar sobre los demás, delatarse: Al pendejo de mi hermano lo pescó la poli por ponerse a dar visaje. Esa nena se la pasa visajeando pero de aquello nada. Mire hermano, le aconsejo no dar tanto visaje en este barrio porque de pronto lo quiñan.

Sé que algunos quedan entre el tintero; cada lector puede agregar en su mente los que se usen en su territorio o país. Cada parche (grupo juvenil) dirá cuales faltaron; mis amigos conductores del pasado sentirán que algo no aparece y mis conocidos drogadictos no dirán nada porque dudo que saquen tiempo para leer…

Edgar Tarazona Angel…
www.molinodeletras.net

Comentar