Mi museo curioso

Esta idea la vi por vez primera hace muchos años en un diario de la capital y me pareció curiosa. Años después,  un personaje nacional, de quien tampoco me acuerdo, dijo en una entrevista que coleccionaba detalles para su museo imaginario.

Hoy 4 de enero de 2011 me provocó iniciar mi propia colección, anotando que durante mis años de pedagogo realizaba este ejercicio durante la clase de español y a los estudiantes les encantaba; puede ser que algunos elementos del museo los tome de ellos. Aquí van sin orden ni clasificación, a ver como me salen:

  • La nariz de Pinocho.
  • Las flechas del arco iris.
  • La otra mitad del medio ambiente.
  • La foto del hombre invisible.
  • El arma usada para matar el Mar Muerto.
  • El acta de defunción de dicho mar.
  • La pintura que sobró del Mar Rojo.
  • La brocha con que lo pintaron.
  • La pantaloneta de Tarzán
  • La cama de la bella durmiente.
  • El Chipote Chillón.
  • La loza de la última cena.
  • La bacinilla  del Orinoco.
  • Las lágrimas de la Llorona
  • El caballo Palomo de Bolívar.
  • Las tablas de la ley.
  • La otra mitad del medio ambiente.
  • El soldado desconocido.
  • La camisa de once varas.
  • El pasaporte del judío errante.
  • Los mil goles de Pelé.
  • El ascensor de la torre de Babel
  • Su media naranja.
  • La ropa del hombre increíble.
  • El lazo con que se ahorcó Judas.
  • El menú de la última cena.
  • La costilla de Adán.

Y como digo en varios de mis escritos, mis lectores pueden agregar todos los que deseen, esto no tiene registro de autor, jajaja.

Edgar Tarazona Angel

 

Comentar