NO ME SIMPATIZAN LAS CUENTAS DE LOS BANCOS

Kico, el del Chavo del 8, cuando algo le disgusta dice así: no me simpatizas. A mi no me agradan las cuentas que llevan los bancos siempre a su favor y en contra de los abnegados clientes o usuarios, cada quien los llama como mejor le parezca. Los bancos en Colombia, y es posible que en todo el planeta, son como la canción de Jalisco que nunca pierden. A continuación haré un recuento de la forma en que las entidades bancarias acomodan todo en contra del sufrido ahorrador o deudor, según el caso; y dejo constancia de que no soy contador público, contabilista ni nada parecido, sólo un ciudadano que siente que su bolsillo se afecta mes tras mes por las cuotas de manejo, los intereses, las consultas en los cajeros, etc.

Los bancos cobran todo y no dan un carajo a cambio. Quiero empezar por las cuentas de ahorros. En un pasado no muy lejano uno abría su cuentica, le daban una libreta y cada persona, según su capacidad, metía unos pesos mensualmente para que dicha cuenta creciera y ganar unos pesos de intereses; asi de sencillo. Ahora debe abrirse con una cantidad mínima de la cual descuentan gastos de papelería y coste de el plástico de la tarjeta; ya no hay libretas… o, mejor, si las conservan algunos bancos a un precio exorbitante; antes las regalaban, hoy valen cerca de 30000 pesos y ni se diga de una chequera, pero sigo con los ahorros. No ganan casi nada pero el banco cobra todo: cuota de manejo, consultas de saldos, retiros por cajero, etc. Y si uno se retira… hijuemadre susto, por lo general le devuelven mucho menos de lo que ahorró con sacrificio, si es que está de buenas; si está de malas les sale a deber.

¿Saben cuánto pagan los bancos de intereses sobre ahorros? Miserables 4% anuales. Pero, si uno les debe, le cobran entre el 24% y el 32% anuales. Y el camello tan verraco para lograr un préstamo. Como uno sabe de tanto trámite y papeleo pues acude a otras entidades legales o ilegales; a eso se debe la proliferación de las pirámides y los prestamistas del llamado gota a gota. La persona que tiene un pequeño negocio o  micro empresa sabe que en los bancos le maman gallo y si le prestan es con demasiados requisitos como fiadores con finca raíz, hipoteca en primer grado, certificación de Data Crédito, de la Dian, de la Dea, del jefe, de la suegra y otros personajes poco recomendadores. Entonces, el necesitado coge por el atajo y se evita tanto trámite yendo directo al usurero.

Y de tarjetas de crédito ni se diga; antes uno determinaba el plazo para pagar, o sea el número de cuotas, ahora no señor, los bancos automáticamente difieren los avances en efectivo a 36 meses lo que hace que se suban los intereses que siempre son entre el 28 % y el 32%. Solo quiero mostrar un ejemplo de lo que se suben los intere3ses en ese plazo para ganancia del banco. Supongamos un avance de un millón a doce meses, el cálculo es sencillo, sube a 1.240.000… pero como lo hacen automático a 36 meses con intereses compuestos el avance termina en 1.700.000 aproximadamente.

Si el usuario saca un CDT, Certificado Depósito a Término, la publicidad bancaria convence a los tomadores del CDT que están haciendo el gran negocio porque le pagan el 5% en un año. Bueno, pues esa misma plata que usted les entrega a este miserable interés ellos la prestan al 30%... ¿Cómo la ven? Claro que todo esto es legal, no hay ningún fraude ni rastros de usura. Queda la sensación de que al cliente siempre lo tumban y nadie dice nada. Claro, los bancos colaboran con miles de millones para las campañas presidenciales y, pongan mucha atención, aportan por igual con las dos campañas de los candidatos más opcionados a la presidencia, así no tienen pierde con ninguno. Los dejo porque debo buscar un cajero automático y gastarme 1200 pesos para pedir el saldo de mi plata a ver si ya me consignaron el sueldo… si ya lo hicieron pagar otra vez la misma cantidad para hacer un retiro.

 

Edgar Tarazona Angel

Comentar