"SE HACE PERO NO SE DICE"

Siempre he escuchado que: “hay cosas que se hacen pero no se dicen y viceversa, es decir, que hay cosas que se dicen pero no se hacen…”.  Este dicho es aplicable a todas las actividades de la vida, pública y privada, pero en el escenario político del mundo entero sí que es algo que encaja milimétricamente.  Y, obviamente, Colombia no podía ser la excepción.

La mala fe que se evidencia en las declaraciones al diario La República del señor Juan Carlos Velez, gerente de la campaña opositora a los acuerdos del gobierno colombiano y los guerrilleros (r) surgidos de la mesa de conversaciones en La Habana, está pasada de descarada y burda.

Aceptemos que es cierto todo lo que ha dicho, para efectos de este análisis, admitamos que todo se hizo y sucedió tal y como el señor Velez lo dijo al periódico La República, ¿quién cuenta una vaina de esas tan extremadamente sucia e ilegal; quien se adjudica semejante delito desinteresadamente…?.

El Periodista colombiano Felix de Bedout  lo explica en la W como: “la ceguera que produce el triunfo y el poder…”  m m m?...   Pues no sé, yo sí creo que se quedó un poco corto con este argumento el gran periodista colombiano con lo cual me lleva a plantearme el siguiente ejemplo.

Recordemos el caso del ciclista Lance Edward Armstrong quien, después de muchos años de saborear el triunfo y la fama fue suspendido de por vida y despojado de sus 7  títulos  del tour de Francia, la competencia ciclística más exigente del mundo, acusado por las autoridades deportivas de unos  casos de dopaje. 

Obviamente, que para la época de sus logros deportivos Lance Edward Armstrong era un tipo joven, inexperto, con un bajo nivel intelectual y, con todo y eso, es asediado por la gran prensa deportiva del mundo entero.  ¿Será posible que ante la pregunta: “¿cómo fue su preparación para esta carrera?”, Lance Edward Armstrong se despachara con la descripción del, desconocido hasta ese momento, método de dopaje que él utilizó y que le dio una ventaja inusual sobre el resto de competidores de esa carrera?...  Imposible, no? Y eso que este muchacho no tenía ni la malicia, ni la maldad de los perversos políticos del mundo, o mejor de los corruptos políticos de  Colombia no más, o no, estrechemos un poco más este círculo y dejémoslo únicamente en los perversos y pervertidos políticos de  Uribe.

En este escándalo del señor Velez si se adivina una malicia muy mal planteada porque también en la W preguntaron, no tengo claro cuál de los periodistas, ¿“Uribe mandó a callar a Velez, el patrón lo mando a callar y por eso no aparece Velez”?.  Si todo lo que contó Velez es cierto y  Uribe lo mandó a callar, entonces Uribe ya pasó de ser el más perverso de todos los políticos colombianos a ser el más pendejo de todos los hombres del mundo.  Hay que destacar que Velez es un político curtido y experimentado como para que esto sea un inocente error, esto no es un arrebato de sinceridad no calculado previamente.

 

Qué hay detrás de esta acto de sinceridad, ternura y romanticismo de Velez?.  Este tipo de verdades, que salen del alma de manera tan conveniente y tan  oportuna, no son por descuido, ni por emoción alguna, ni buena ni mala…  Esta verdad no la cuenta gratis ni un muchacho inexperto como el ciclista, ni un político experimentado  como Velez…        

Comentar