ÁBREME TU ALMA

Ábreme tu alma escondida en tu pecho

y dame paso para que entre a mirar

¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,

son palabras que vienen de otros mundos.

 

¿Quien dijo que al entrar me daba derecho

para poder en todas tus cosas espiar

y urgar como alimaña en tus pensamientos,

de prosenetas, chulos, gente y moribundos?

 

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada

que refleja el paso del tiempo y la tortura

que se esconde tras un muro de sonrisas,

lágrimas escondidas, suspiros sustentados en el aire.

 

¿Quien dijo que al entrar podría estar donde quisiera

y jugar al escondite sabiendo que murmura

tu alma, que llora por los rincones sumisa,

de tu ser que me consiente con todo el paire?

 

Ábreme tu alma y déjame entrar sen silencio

y caminar por sus recovecos, espacios sin límites,

huecos saturados de ripios sentimientos,

para llegar allí donde está la herida y poderla restañar.

 

¿Quien dijo que en tu alma no influencio

ni siquiera para poderte ayudar y darte un ápice

de esperanza, de via, de amor en el precioso momento

en que en este lugar a tu ser me dejaste entrar?

 

Ábreme tu alma y dejame jugar,

déjame que te quiera y te susurre al oído

que eres mi esperanza y mi mundo, 

eres la cura de este poeta que vaga sin rumbo.

 

 

"Y EN EL FONDO TE DIGO"

Fdo.: Alfonso J. Paredes

Todos los derechos reservados

SafeCreative/Copyaright

Imagen recopilada de internet

Comentar