AD LÍBITUM

P

 

A comienzos de mi vida

ante la luz que me atravesaba,

bajo un mundo en el que el universo,

cabe en la palma de mis manos

con sólo mirar hacia los lados.

 

Contra todo pronóstico he hallado

de casualidad cuando me miraba,

desde el collado de mi cuerpo

en un suspiro de mi boca exhalado,

entre mirada y mirada vi mis manos.

 

Hacia arriba sosteniendo mi cuerpo

hasta que el cansancio quiso vencerme,

para aplacar los empujes de la ira

por verme allí erguido sin hacer nada.

 

Según el tiempo iba pasando

sin poder sostenerme la mirada,

so pena, que no contemplara

sobre el templo de la triste guadaña

tras una larga vida quizá no merecida.

 

 PVP

 

Durante todo este tiempo de mi vida

mediante el que mi cuerpo fue descubierto,

excepto las ideas vanas de mi pensamiento.

 

Salvo aquella que a cuerpo ajeno pido

incluso cuando merecidas quedaron dañadas,

más me valiera no haber nacido.

 

LP

 

Menos acerca de haber terminado

al lado de la ira de las almas perdidas,

alrededor de hordas que rodean la calma

antes de la tempestad que precede a la ira,

a pesar de mis vanos intentos.

 

Cerca del fin de los tiempos

con arreglo a mi sorprendente descubrimiento,

con objeto de aplacar la maldad y el odio

debajo de un manto impenetrable me oculto

delante de los guerreros hambrientos

dentro de un caparazón oigo los lamentos.

Después de haber nacido

detrás de la sombra que proyectaba

encima de mis manos que albergaba un universo,

en cuanto a espacio infinito me refiero

enfrente de mí, se produjo un verso.

 

En virtud de la consecuencia que le sucede

frente a lo que no tiene sentido,

fuera de esta muralla que me atrapa doy

gracias a haber en este mundo nacido.

 

Junto a las almas de todos los poetas

lejos de ese banal sin sentido termino

 por culpa de haber nacido en este cuerpo.

 

Fdo.: Alfonso J. Paredes

Todos los derechos reservados

SC/Copyright.

Comentar