Anaconda

Se revuelca y carcome las entrañas
Libera y ajusta hasta la muerte
Ignora y teme como una niña ante las tormentas
Reniega de si misma ante la sangre...

Nunca duerme y descansa expectante
No exige no paga no se esconde no pide
Todo lo toma sin importar los valores
Nada da sin obtener vidas en pago...

Estudia cada situación ronda la libertad ajena
Cercena marca delimita enajena inserta el terror ataca
Cerca las víctimas y mata limita el oxigeno y lava los cerebros
Finge morir y explota en mil movimientos
Mata neuronas seca las almas crea seres vegetales...

No intenta el convencimiento impone a cualquier precio
Si algo se torna inaccesible desde cualquier parte del espacio
Achica las garantías los ingresos de comida
Las posibilidades de vida en un albergue cueva túnel caño o similares
Hasta lograr su cometido y miente siempre miente...

Esta declamación de libertad en pos de la anaconda
Y de los hombres sometidos como ellas
En mano de los hechos de personajes aquí narrados:

Políticos y religiosos y militares...

Comentar