ÁNFORA EN MI

     ÁNFORA EN MÍ

 

Escribo mil poemas, mientras tu alma

está ausente, mientras imagino

tu cuerpo ancestral ausentarse

entre las sábanas

 

Yaces dormido, tu rostro angelical

ha consumido el frio de la tarde

arrullado por la lluvia, entre dulces melodías

el eco de la noche

susurró nuestros nombres.

 

Mientras mi alma se eleva

al contacto de la tuya,

vacío de nuevo todos mis temores,

para ser el leño que avive las pasiones…

 

Ahora soy tu sombra, tu limbo

soy tu amor, y estoy vacía

de nuevo llena mi ánfora

con tus perfumes, con elixir

fugaz de tu alma.

para amarte,

para amarte

           

 

     ELIZABETH PERAFAN LEDEZMA      

Comentar