COMO UN NIÑO ABANDONADO

Me siento solo

Como un niño abandonado.

Es una sensación dolorosa

Que me llega cuando veo tragedias ajenas

Y soy impotente ante ellas.       

Ecuador me dolió y me duele

No solo por mi familia de allá.

Me lacera ver los rostros desolados

De quienes perdieron todo…

Me lastima el alma la destrucción

Y el desamparo reflejado en tantos seres

Que buscan entre las ruinas un mendrugo

Para llevar a la boca.

Allí estaba mi hermano Néstor, en Pedernales

Y por un milagro salió ileso

Pero perdió todo menos la vida.

Como él, son miles a comenzar de cero

Porque quedaron como ese niño abandonado

 Y sin madre que lo abrace

Y le dé el beso de las buenas noches.

Por fortuna, muchas almas en el mundo

Pusieron su granito de arena

Para empezar de nuevo

Como una madre adoptiva

Que recoge al niño solo y huérfano.

 

Edgar Tarazona Angel

Comentar