Cruda Realidad

Es una noche oscura,
Y llueve además.
La luz, grato recuerdo
En esta oscuridad.

Casi un siglo ha pasado,
Después de la guerra monumental.
La guerra que destruyó el mundo,
Que acabó con casi toda la humanidad.

Estoy sentado en una piedra fría,
Escribo estas líneas con pesar.
Maldigo en silencio a mis antepasados,
Culpables son de mi vida actual.
Maldigo en silencio a aquellos
Que descubrieron la fuente del mal.
A aquellos que lograron controlarlo
Y encerrarlo en tubos de metal.

Detesto de corazón a aquellos,
Que lo utilizaron para amenazar.
Desprecio a los que lo probaron,
A aquellos que primeros en probar se afanaron.

Ellos son los culpables
De nuestra vida actual.
Reducidos a un puñado de semihumanos,
Atacados por toda clase de mal.

Viviendo en cuevas oscuras,
Para escapar de la radiación.
Sin poder ver la luz del día,
Las nubes cubren la luz del sol.

Sin poder toma una gota de agua,
Como antes se acostumbraba hacer.
Sin poder sembrar una semilla,
Atacada por el mal ha de perecer.

Comentar