Cuando el sol salió

Cuando el sol salió de su escondite,
Se encontró con la Luna que llegaba al lugar.
Le dijo: Hola hermana, ¿por qué tan larga cara?
Y al decir esto se puso con alegría a brillar.

La Luna no respondió a su querido hermano,
Tan sólo se limitó a sonreír,
Y su cara se transformó en una esfera,
Le dijo: No te burles porque yo sé sufrir.

El Sol pensó durante un momento,
Y despacio sus luces apagó,
Pensó en lo dichosa que era su hermana,
Capaz de reír un rato y también saber sufrir.

Miércoles, 24 de octubre de 2001

Comentar