Vote por los mejores escritos del 2017 - Sólo usuarios registrados

Vote por la mejor crónica del 2017 Vote por el mejor cuento del 2017 Vote por el mejor ensayo del 2017 Vote por el mejor minicuento del 2017 Vote por el mejor monólogo del 2017 Vote por la mejor novela del 2017 Vote por la mejor opinión del 2017 Vote por el mejor poema del 2017

Desde acá

Desde acá escribo estas breves líneas
exiliada de mi ciudad
alejada del núcleo familiar
intentando comenzar de nuevo a pesar de la edad.

Mi existencia estaba poblaba de bellos lugares
de personas comunes y calles familiares,
de objetivos concretos y tibieza en mi lecho.
Las soledades no hacían daño pues quedaban bajo techo.

Mis logros fulminados, no pude rescatar
las metas forjadas me vi obligada a abortar.
Ha sido contradictorio que para vivir
he debido resignarme, en parte, a morir.

Desde acá escribo estas breves líneas
pensando con tristeza en lo que fui,
añorando con fuerza mi pasado existir,
sintiéndome incompleta pero empeñada en seguir.

Pues lo que allá era, aquí no lo soy.
Dejé atrás infancia, retos, historia...sin pasado voy.
Intentando y a ratos logrando, pero comenzando a morir,
luchando por respirar, ambicionando resistir.

Extraño al ser humano que era y allá quedó.
En mi destierro el pasado parece un completo error.
Objetos materiales, recuerdos y una vida entera.
Todo me fue arrebatado cruelmente, sin piedad.

Mi existencia giraba en total armonía
la maldad la fue hundiendo en  brutal agonía.
Mi privacidad fue violentada, mi confianza mancillada,
mis sentimientos juzgados en una balanza abellacada.

Nada detuvo a los demonios en sus ataques y agresión,
tan malvada injusticia arrasó con ideales, cariño y fervor.
Así son las cosas entre humanos:
es necesario destazar a los hermanos
para satisfacer una podrida ambición.

Solo me resta seguir mi camino buscando trozos de mí tirados
para intentar reconstruir en lo que pueda mi presente pisoteado,
rescatar algo de mi futuro que por siempre ha quedado mutilado...
Y que Dios bendiga a los cobardes que con saña me atacaron.

Elena Ortiz Muñiz

Comentar