EL VIENTO DE LA MEMORIA

El viento se lleva

Las hojas del tiempo

Que ya no regresarán.

El viento del olvido

Forma un remolino

Turbulento en la memoria

Y quita la basura

De añoranzas amargas.

A veces siento o presiento

Que algo se rompió en los cántaros sellados

De las vivencias viejas

Pero que algo bueno también murió

En el abismo insondable

Del  olvido sin retorno.

Se fueron todos los ancianos

Que fueron mis antepasados

Con su carga emocional de parentezco;

marcharon para siempre

personas queridas

que marcaron su huella en mi existencia

y que ahora ni sé qué.

Estoy lejos de todos los apegos

Más allá del mi presente

Y estoy convencido de que no vale la pena

Escarbar en los pensamientos;

Lo que se olvida no vale la pena

Y el adiós es perpetuo…

Por eso, en las noches sin sueño

Dejo la mente quieta

Sin un solo pensamiento

Y sigo viviendo en mi adiós eterno.

 

Edgar Tarazona Angel, Envigado 2015 

Comentar