En mi espalda...

EN MI ESPALDA…

 

Cuan grande fue mi emoción

No imagina lo que me hizo vivir

Cuando después del amor

Detrás de mis oídos sentí

En susurros sus bellos poemas

 

Aquella ronca voz transformada

En lluvia de polvos de estrellas

Recitaba estrofas que salían del alma

 

Feliz mujer bien amada

A la que bordan con letras de plata

un tierno traje de princesa…

 

En cada palabra pronunciada

brotaban melodias derretidas

Y su corazón que al latir  en mi espalda

erizaba mi piel que antes dormia

 

 

¡Que dulce fue aquella muerte!…

No quería que el momento se esfumara

El recuerdo aun me enternece

y regocija mi alma

 

Esperaría treinta años de rodillas

Si penitencia he de pagar

Una y mil veces moriría

Por escucharlo de nuevo susurrar

poemas de amor en mi espalda…

 

 Ana L. Abreu

Nov. 20, 2009

 

 

Comentar