Enamorado

En mis sueños nocturnos
descubro el Edén sin de tu presencia,
sin el contacto portentoso de tu amor.

Pero en cada despertar
vivo la gloria de estar cerca de tus labios
que cual manzana se me ofrecen y
yo disfruto en cada beso…

Comentar