ENTRE LOS ALAMOS VENGO

ENTRE LOS ALAMOS VENGO

 

Entre álamos vengo

a contemplar extasiado

de ver como cabalgan

mis princesas por el campo.

 

De los álamos vengo madre,

de ver como se iluminan las flores

como el tropel de mis amores,

de ver como los zarandea el aire.

 

Entre los álamos juegan

mis princesas con su carro

y en sus manos figuras de barro

cascabeles de caballos suenan.

 

Entre los álamos vengo

a mirar por tu ventana

en la brisa de la mañana

como los zarandea el aire.

 

De los álamos vengo madre

entre hojas secas y piedras

de sus faldas brotan hiedras

mientras saborean dulces de hojaldre.

 

Entre los álamos vengo

a contemplar extasiado,

de ver como cabalgan

mis princesas por el campo.

 

Dedicado a mis dos tesoros, mis dos hijas e inspirado en la obra del compositor Extremeño Juan Vázquez, titulada “De los Álamos Vengo Madre". Y escrita en el bello paraje e la alameda de la Ermita de San Bernabé, en la bella localidad pacense de Don Álvaro.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Safe Creative/Copyright

Perteneciente al libro "Trilogía Agua, Aire, Vida y Otros Relatos"

Prohibida la reproducción total o parcial en cualquier medio o soporte sin el consentimento expreso del Autor.

Comentar