Garrapatear

 

 

Podría claudicar mis sueños

sino contempló un instante tu hermosura

Tal vez las mañanas no se cansan de tu abrazo

cuando uno confunde fe con amargura

 

¿Tan llano puede ser el horizonte?

que busca incansablemente su destino

quizás el susurro ajeno de tu boca

tropieza torpemente con el mio

 

Soy busca de tropeles imposibles

capaces de encuadrar nueva aventura

el tiempo perseguido y siempre ciego

ha aprendido a esperar como un mendigo

 

No importan en este tiempo ya las clases

ni se toma el cafe con elegancia

quizás el destino sea amargo

cada vez que nos vestimos de arrogancia

 

Así somos,  unos pocos y enredados

buscamos en los libros diferencias

para confundir virtud con apariencias

y develar secretos bien guardados

 

 

Andres Lacrosse

Comentar