La memoria de tu voz

Ven  a mí
Mi alma te espera
Ven,  la noche es corta
Dolorido esta mi pecho
Sangran mis ojos desechos
Te busco y no te hayo.
El respiro de mis labios
Implora tu boca
La memoria de tu voz
Se pierde en el silencio
¡Oh ¡  estoy muriendo
Mis pupilas ciegas
Se envuelven en su propia sombra
¡Oh!  Mi alma se eleva
Si mover una hoja.

Ven a mí
La tarde contempla la tristeza de mi rostro
¡Morir ahora!
Detener el suspiro de mi boca
La luz de la vela se apaga lentamente
Igual que mi alma en pena.

Comentar