LAS CAMPANAS

Cuando repican las campanas

despierta el alma, para algo convocan.

 

Cuando éramos niños las campanas llamaban a misa.

Las campanas en el momento de la consagración

repican para anunciarnos que Cristo viene a la tierra.

En este momento deberían detenerse los relojes del mundo.

Y arrodillarnos todos para adorar a Cristo.

 

En Navidad las campanas repicaban

Llamando a la misa de gallo.

Campanas de las iglesias que ahora ya no repican.

Extraño silencio invade el ambiente.

 

Delia Eloísa Dousdebés Veintimilla

04/12/2018

Comentar