Lo que los padres deben

Hoy que nuestras manos tienen fuerza,

debemos tomarlos en brazos y

acariciarlos con fina demencia,

es ahora que debemos dejar volar nuestros deseos... 

Hoy que nuestros ojos ven la luz,

debemos obnuvilarnos viendolos crecer;

es ahora que debemos comenzar a dejar

que sean simplemente felices...

Hoy que nuestra voz no tiembla,

debemos reprenderlos para hacerlos mejores;

ahora es tiempo de grabarles con fuego

que deben ser mejores que ellos mismos ayer...

Hoy que nuestras piernas siguen sosteniendo nuestra humanidad,

corramos, juguemos, saltemos,

cantemos y vivamos para ellos;

con el unico proposito

de que puedan un dia como hoy,

emprender su vuelo...

Es ahora, 

cuando su corazon guardara lo relevante,

es hoy que debemos brindarnos

para que quizas mañana

cuando las canas tiñan nuestro cabello y

la lentitud nos indique que se acaba nuestro tiempo,

ellos sean quienes acaricien con dulzura nuestra vejez, vean por nuestros ojos ya ciegos y

nos enceñen a emprender el viaje

con la paz de no poseer impedimentos y

crecer en otro plano, otra historia; otro cuerpo.

Comentar