Muchas mujeres para nada

Se fue y dejó un vacío
Que traté  de llenar
Con quienes fuera:
Rubias, morenas, altas,
Flacas, gordas, cariñosas, desafiantes
Agresivas, sumisas, enanas,
Jóvenes, viejas, niñas…
Menos las feas
Creyendo que la belleza
Era el bálsamo para curar
El dolor de ausencia.

Pasados los años
Cada bella me aburría
Y llegaba el desencanto.
Hoy estoy completamente solo
Y convencido de que ella,
La que se fue,
Es única y el espacio que dejó
Sólo se puede llenar
Con su presencia.

Edgar Tarazona Angel
http://solopoemaset.blogspot.com/

Comentar