Poema a la Esperanza.

Poema a la Esperanza

Primera parte: 

Esperar lo que suceda en esta vida de desdichas.
Esperar aquel motivo que haga de esta vida un premio.
Esperar que la esperanza llegue y no se vaya,
y si se va, aceptar y perdonar aquello que se lo lleva,
pues son cuestiones del destino y de esta corta vida
decidir si la Esperanza se convierte en Utopía.

Parte 2: 

Una voz tímida como el país en el que vive,
una historia que refleja la vida del olvido.
Oh Esperanza, dónde estás que te has perdido
de los momentos más difíciles vividos,
por este humilde hombre que a la vida le ha pedido 
solamente compartir con sus seres más queridos.

Oh Esperanza llega pronto,
no solo a mí, sino a este país de gente humilde,
al que la historia y la violencia lo proclama
como un país con poca alma.

Y que la memoria sea el camino
para encontrar a la esperanza,
porque si no es ella la que me agarre de la mano,
no quiero estar en este paisaje de soledad y matanza.

Bogotá, Colombia.
Febrero del 2018.

Comentar