Solo escucha

¡No me veas así, no así!...
cierra tus ojos, escúchame en silencio,
sin mediar una silaba...
tan solo la vibración de mis sentidos
escondidos a la vista,
pero abiertos al corazón.
Tócame sin que de tus manos sienta el roce de ellas,
¿y cómo? ¡preguntarás entre tu mente!

Pero solo sin prisa encontraras respuesta a tu duda.
¡Sin murmullos, sin aflicción, ni afanes del tiempo!
No se ama de afán a nadie, ni desesperadamente.
Con calma como disfrutases del placer de miel
o aun mejor cuando bebes agua de la fuente
matando tu sed pero lentamente.
¡No! aun no abras tus ojos...
ni siquiera que tus labios humedecidos,
deseosos y rojizos; anhelen sentir un beso,
ya que no resultará pues no solo de carne quiero que me sientas...
ya habrá lugar para ella.
Miéntete  por un segundo y verás clara la realidad,
sin presiones.... sin sentirse obligado lo que por mi quieras tener,
libera tus adentros y se tu confrontando lo que puedas temer de mi.
Si deseas ahora puedes abrirlos,
pero anhelo que hayas resuelto tu duda,
solo una cosa sí te digo
sé que ¡¡te amo!!

 

Comentar