Tarde

Tarde, bien tarde llega el reflejo muerto
el reflejo de todo aquello que no quiso llevarse el tiempo
tus recuerdos, tus abrazos, tus besos y hasta tus silencios
aquellos que me incomodaban, aquellos que hasta me escuchaban
aquellos que me acompañaban cuando la noche llegaba
porque te sentía conmigo, aunque tu simplemente no estabas.

Tarde bien tarde me deja la tristeza sin aliento
de tanto llorar este dolor que me llena por dentro
llegas, te vas, y yo simplemente te espero
pues desde que te fuiste la ventana no se ha cerrado
permanece abierta para cuando decidas volver
puedas simplemente llamarme y decir que has regresado.

Comentar