Y EN EL FONDO TE DIGO: QUE ES ESA LA EDAD

QUE ES ESA LA EDAD

Ahí afuera se escuchan risas y llantos,

juegos y jolgorios de jóvenes pueriles

al amparo de los aromas de sus sudores,

en busca de tremulas ternuras y amores,

de tempranos temblores y tiernos abriles

con los que se regocijan tantos.

Sueñan con princesas cautivas de sus encantos

que rescatan de las garras prensiles

de dragones que escupen ardores,

se rinden a tus pies presa de los primores,

de las atenciones de los mancebos gentiles.

Corren despavoridos como robots serviles

en busca de los consejos de sus mentores,

no se dan cuenta que les ciegan o nublan tantos

secretos lanzados por indiscretos correveidiles.

Arden en sus llamas avivadas por las promesas

de príncipes altivos, azules y rescatodores,

en atmósferas inundadas de sonidos campaniles.

Registro de la propiedad intelectual SafeCreative/Copyright

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Comentar