Y SI EL ALMA SE VA POR LA VENTANA

Y SI EL ALMA SE VA POR LA VENTANA

Esos atardeceres de otoño de hojas cansadas,

las miradas se escapan de tus ojos

y te miran a la cara con enojos

en esas tardes sólas y desgraciadas.

 

Esa estancia malhumorada y desgraciada

de prisiones obligadas sin reos

sin culpas, ni delitos ni actos feos, 

como señalada por la inquina y la cabeza agachada.

 

Y el alma se me escapa al despuntar la mañana

de otro día más encarcelada

por culpa de la condición humana,

pues la carne es débil al ser revelada.

 

Y el alma se va por la ventana.

He vuelto a escribir en un lazareto

con mucho dolor de mi corazón ajeno,

que me duele lo que mas quiero.

 

Fdo.: Alfonso J. Paredes

De la obra "Y en el Fondo te Digo"

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

SafeCreative/Copyright

Comentar