Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

El sintió mucha vergüenza de haberla mirado de esa manera y se lo hizo saber, le pidió el favor que no se fuera y que le comentara del fin de semana porque estaba preocupado por la opinión que los padres lograron de él. No obtuvo mayor información simplemente que les parecía buen muchacho. “Y el vaso de leche”? Pregunto, y la respuesta simplemente fue. “No a todo el mundo le gusta la leche o sí?

Pasaron los días y ella ya no era la misma, por las tardes cuando él pasaba por la universidad a verla siempre tenía algo que hacer, por las noches la llamaba y la hermana le decía que dormía o que simplemente no estaba.

Cualquier día decidió esperar en la esquina de la casa para poder hablar con ella, cuando se sorprendió al ver que llegaba con un muchacho alto y fornido y se despedían con un beso en la puerta de la casa, quedo bastante confundido y llamo por teléfono, la hermana la negó pero él le dijo que si podían hablar sólo unos minutos que por favor le dijera donde se podían reunir, con la respuesta negativa pues la dedicación a sus estudios y a la lectura no le dejaban ni un solo momento libre.

Unos días más tarde él recibió la llamada de ella quien le dijo que se encontraran en la cafetería de siempre que ella quería hablar. Ya reunidos ella fue muy sincera y le contó que al muchacho con quien ella estaba saliendo lo había conocido mucho antes de haberlo conocido a él y que las cosas se dieron para los dos. Él se abstuvo de preguntar de lo que paso entre ellos pues prefirió que quedara ahí, no quiso hacerla sentir culpable porque ella le había sido sincera. Ella le agradeció mucho porque gracias a la entrada de él a la casa de sus padres y a la hermana, (le contó que aquel fin de semana la mamá se disgustó mucho por la actitud de haber dejado lo que se le ofreció en la mesa y la hermana lo defendió y los había convencido que era muy buen muchacho), gracias a eso ahora ella puede ir con quien esta saliendo y las cosas están marchando muy bien. 

La sensación fue extraña realmente no sintió frustración o rabia simplemente se dio cuenta que alguien había sido sincero con él y que ese alguien por solo ese hecho se merecía todo su respeto y admiración; además fueron pocos pero muy agradables momentos los que pasaron juntos y le agradeció por eso.

Pasaron unos cuantos días con sus noches y para él era cada día mas intenso el recuerdo de aquella sonrisa blanca, pura y acompañada de ese par de ojos azules que brillaban con la pureza del alma que se guardaba en el interior de un ser ingenuo en todo sentido y que le estaba despertando sentimientos y anhelos de volver a hablar pero que no encontraba la manera de poder hacerlo porque la dedicación y el encierro en que la hermana de ella permanecía no le permitía ninguna oportunidad de conversar y ni siquiera de volver a verla.

Un día tomo la decisión de no asistir a sus estudios y madrugo para seguir a esta persona que le estaba rondando en su cabeza, esperó en la esquina a que saliera rumbo a la universidad, se fué muy despacio observándola y advirtió que en esa persona ingenua e introvertida se guardaban unos atributos admirables, un cuerpo escultural y un cabello claro que hacía conjunto con su piel blanca. Se propuso ir a la conquista que aunque sabía que era muy difícil algo lo llevaba a hacerlo.

Tenía claro que era una labor bastante complicada empezando porque era la niña de los ojos de sus padres que como él bien sabía era una pareja bastante conservadora y difícil de abordar; también por la dedicación que le tenía a sus estudios y por que como ya se lo habían advertido no le interesaba tener ningún tipo de relación. Sabía que tenia varias amigas pero que le corría a los admiradores y el mayor punto en contra era la relación que había tenido con su hermana, larga o corta no importaba pero algo había pasado y eso hacia todo mucho más complicado y difícil.

Hizo varios intentos de abordarla pero todos fueron en vano, la seguía a la universidad y de la universidad pero no se atrevía a hablarle porque no sabía la reacción que pudiera tener. Un fin de semana decidió irse a donde los padres vivían y advirtió que el novio de ella estaba de visita y decidió acercarse a la casa sin importarle lo que pudiera pasar. Pensó que era buena excusa pues ella estaba ocupada y la hermana estaba sola así que podrían hablar.

Tocó al timbre y cuando la puerta se abrió la sorpresa fue general, hasta el pequeño perro daba vueltas en su propio eje desesperado y ladrando sin parar, ella salio y le advirtió que el novio estaba de visita y que era un poco agresivo, él le dijo que ya sabía y que lo único que le interesaba era poder hablar un rato los cuatro “con la hermana” que por favor lo tomara de la mejor manera y que le ayudara a disipar los ánimos. Ella con un movimiento de cabeza y un gesto alcahuete aceptó y lo dejo pasar presentándoselo al novio como un amigo de la familia.

La mamá se lo quería a tragar, el papá estaba totalmente desconcertado y la hermana bajo y lo miró fija e inquisidoramente sin advertir que el motivo de la presencia de él en la casa era para poder hablarle. A pesar de ser tan fuertes eran bastante decentes y por eso lo dejaron pasar y lo invitaron a sentarse, pasaron varios minutos hasta que el novio de ella rompió el hielo y empezó la conversación hablándole directamente a él lo cual hizo que todo fuera un poco mas relajado.

Al cabo de una hora y como por arte de magia la madre interrumpió la conversación para hacer una invitación absolutamente inesperada por todos. La madre insistió que la visita se quedara para la cena, todos se miraron extrañados pero a la vez aceptaron sin dudarlo ni un segundo.

Ella le preguntó a la madre que porque había hecho eso. La madre le dijo estar segura que a la hermana le gustaba ese muchacho pues la primera vez que fue a su casa lo defendió como si lo conociera de hace muchos años y que como la conoce muy bien nunca va a aceptar hablar con él de otra manera. Así que organizó la comida y sentó a todos en la gran mesa.

Él, que realmente estaba a gusto los invitó con la venia de los padres a ella al novio y a su hermana a hacer una cabalgata al otro día por los campos que circundaban la casona que realmente eran espectaculares. Todos aceptaron pero la hermana no lograba entender todo lo que estaba pasando y al principio se rehusó a ir hasta que ella intervino y le pidió que los acompañara para poder ir porque estaba segura que si la hermana no iba no los dejarían realizar la cabalgata.

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Lo más leído

Están en línea

Hay 273 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver