Identificarse Registrar

Identificarse

Índice del artículo

***

Luego de firmar el tratado con Saladino, el rey Ricardo I "Corazón de León" emprendió el regreso a Inglaterra. En el año 1192 fue hecho cautivo por el duque de Austria, Leopoldo, quien lo entregó al emperador de Alemania Enrique VI; dos años después recuperó su libertad mediante un cuantiosísimo rescate.

Por este infame secuestro, el duque Leopoldo de Austria fue excomulgado por el Papa Celestino III.

Después de la liberación de Ricardo, se rumoraba que aun había un misterioso caballero en los calabozos de Leopoldo.

***

El Danubio es un hermoso valle, y Viena la ciudad más bella de éste. Ni siquiera el codicioso duque de Austria opacaba el esplendor de la ciudad.

Anochecía cuando pasamos frente a las puertas del castillo de Leopoldo. Detuvimos nuestras cabalgaduras y lo observamos detenidamente a una distancia prudente. Julián de Malturgia señaló hacia el pórtico principal y exclamó:

-Ahí está el escudo de armas.

-¿De cuál escudo me hablas?

-Aquel del sueño que tuve en Pomerelia, ¿recuerdas?

-¡Ah! ¿Entonces ahí está el Libro de la Vida?

-Sí, lo presiento - se volvió hacia el halcón sobre su hombro derecho y algo le dijo. El gris cazador de los aires emprendió el vuelo, rodeando las torres del castillo se posó en una de sus ventanas enrejadas. Luego regresó al hombro de su amo.

-Allí, en esa torre, está el hombre a quien buscamos. Pero como lo temía, está muy bien custodiado -dijo señalando con los ojos a los guardias apostados a la entrada, en los jardines y en las torres.

-¡Qué curioso! -reflexioné en voz alta-: La vida nos ha colocado en el mismo sitio el Libro de la Vida y el objetivo de la misión que el Papa nos encomendó.

El anciano pontífice, Celestino III, en Roma nos encargó el rescate del misterioso caballero que todavía tenía secuestrado Leopoldo. Por quien el Duque pedía a cambio la Espada Esmeralda (ambas mitades) en vez de oro, como precio por su liberación.

El duque de Austria, sabía muy bien a quiénes tomó como rehenes y cuánto valían para sus pueblos o familias. Ricardo y sus caballeros ingleses, mucho oro; pero por el misterioso caballero, un tesoro de la Iglesia, que el Papa difícilmente se negaría a entregar. ¿Por qué? Porque era sangre de su sangre. El rehén era sobrino de Celestino III.

¿Pero a quién enviar en tan delicada misión: encontrar la mitad perdida de la Espada Esmeralda en cualquier lugar de Europa, para después solicitar la otra mitad bajo custodia de la respetada Orden Teutónica, y así, poder ir a canjearla por el rehén de Leopoldo?

Pues quién mejor que un sabio monje políglota con extraños poderes, y un guerrero normando que había luchado al lado de Ricardo "Corazón de León".

-Se trata de una señal de que el destino está de nuestro lado -replicó Julián. Continuó-: Tenemos ya la Espada, ahora debemos intentar liberar al sobrino del Papa, sano y salvo.

-¿Tienes algún plan?

-¿Plan?... Mmm... No -luego de una pausa me miró detenidamente ostentando esa sonrisa socarrona que le detestaba y agregó-: Pero alguno se te ocurrirá.

***

-¡Brrr!... ¡Qué frío hace en este calabozo! Al menos el lobo y el halcón alcanzaron a escapar -murmuré.

Debo reconocer que Julián jamás me reclamó por el fracaso del plan que se me había ocurrido. A veces, inclusive, pienso que él sabía de antemano que no tendría éxito, pues cuando se lo expuse lo aceptó sin reparo. ¿Acaso era ése su plan, que nos tomaran prisioneros?

El hecho fue que nos capturaron y nos encerraron en la estrecha celda de la torre, junto con el misterioso caballero. Quien no dejaba de burlarse de mi plan fallido. Así que como no quiero que nadie más se burle, no lo detallaré en esta crónica.

También el infame Duque se alzó con la Espada Esmeralda. Lo que no dejaba de preocuparme, ¿ahora qué razón tendría para mantenernos con vida?

-Ninguna. Claro está, hermano Normando -fue la respuesta del monje a mi preocupación-. Así que debemos salir de aquí.

-¿Escapar? ¡Imposible! -gritó mofándose de un modo imprudente el "sobrinito".

Grupos

Abierto
7 Usuarios
Abierto
3 Usuarios

Están en línea

Hay 139 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver