Identificarse Registrar

Identificarse

Hola a todos.

Ojalá puedan compartir su opinión respecto al texto.  Saludos

     En el celular, mientras maneja, recibe la llamada. Fuera de sí, corazón tomado por enemiga suerte, estruja el volante: entre pitazos de otros conductores torna velocidad su desesperación, quiere tirar de la cauda del tiempo para alcanzarla, al menos, un instante.

     Apenas en la mañana le besó los párpados; le había dicho que era su vida, que la vería a la tarde. Llega al hospital, ella acostada, inmóvil, sábana agorera cubriéndola hasta los hombros, agujas esforzadas en gotearle vida a sus ojos cerrados, la toma en brazos, arrastrando algunos tubos, soportes, mesa con medicinas, frascos, una enfermera y la mirada acaso sorprendida del médico. La saca solo cubierta por ese trapo fatal, por la angustia, esa que enmaraña, se empelusa, sofoca, navajeando la garganta: aparta gente a patadas, corre, baja escaleras, enloquecido, hasta llegar al auto. La sienta, ajusta su cinturón, se sube, enciende el motor, y se disparan.

     Alma cuajada, pedazos de lágrimas rociando el aire. Pongo su mano sobre mi corazón, arremete contra semáforos, autos, calles. Un instante después aullidos de patrulla, luces tras de mí, mi amor, mi vida, mi ángel; por primera vez el horrible silencio de su cabeza de marioneta deshilada, esa que ungió con besos: la mira y se encuentra con sus párpados, los otros, los del profundo sueño, telón de plomo precipitado desde los cielos, oscuro antifaz interior. Vértigo subcutáneo, obstinado devastador tornado desde el pecho hasta detrás de la mirada: amargo duelo fluyéndole por los ojos agrietados.

     Aniquilada aquella promesa eterna de amor, asido al auto, intenta urdir con velocidad el ayer de ambos, no puede ser, no: recuerda que apenas lo recibió a besos del trabajo, la abrazó, la alzó por la cintura a giros, la depositó, lento, sobre el piso del recibidor, le besó la frente, los castaños mechones crespos, los párpados, estos sí, los que encortinaran de alegría su felicidad, cuando entretuvo con la boca sus pestañas, respiro al oído, mi amor, mi vida, mi ángel, y ella mmh... mmh... mientras lo encordaba con sus brazos, el descenso del amor por su terso cuello, manos desnudándole el torso, rapel labial rumbo al tórax, besos en cascada, besos por el valle entre los senos, más boca, amoroso funicular entre pezones enhiestos, viaje de ida al amor, a la vida, a esa que planearan juntos para sí, eléctrico preámbulo de la comunión, mmh... mmh..., ella, él con la sangre agolpada cintura abajo, irrigándole el cavernoso cuerpo de la pasión, memoria en la piel, dedos recorriéndole la espalda, erizándolo, recuerdo que no puede ser sustituido, no, nunca, mucho menos por este de ella con el cuello desarticulado, este no puede ser el recuerdo final, aceleración, no lo voy a permitir, no, sin darse cuenta, más veloz autopista debajo del vehículo, manos clavadas, luces invisibles formándose en el ciego espejo retrovisor... entonces el instante remolino, quebrado grito circular, demoledora espiral ascendente, desde que la conoció años atrás, hasta este momento en que no quiere reconocerla, no lo voy a permitir, no, elevarla más allá de la cúspide, hasta la felicidad, de donde ahora se precipitan.

     Lamento que expande átomos ensangrentados, dolor que despega del diafragma y propulsa los ojos hacia fuera de sus órbitas, alarido del humano animal al que el destino le baleó, despiadado, el corazón; fiera crueldad lo asalta, le vacía el alma de un impacto contra lo inexorable, contra esa mano exangüe sobre su pecho, contra la valla de contención...

     Vencido, ve algunas voces apresuradas, sordas, en una nube que lo envuelve. Aspira hondo, hasta los huesos y el alma, ya un amasijo, la trayectoria del aroma último de ella, que lo llama a la promesa de estar juntos, también, en el viaje de vuelta.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

 

email

¿Quiere compartir sus eventos, noticias, lanzamientos, concursos?

¿Quiere publicitar sus escritos?

¿Tiene sugerencias?

¡Escríbanos!

O envíe su mensaje por Facebook.

Están en línea

Hay 302 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver