Identificarse Registrar

Identificarse

Llevabas tiempo enfermo, se te notaba. Jamás fuiste lo suficientemente fuerte, tal vez la causa de tu mal la ocasionó esa fragilidad que te ha caracterizado o quizás la sucesión de acontecimientos que nos han llenado de dudas, incertidumbre, estrés y tristeza. Si, ese es el término: tristeza. Me pregunto si era posible evitar de algún modo la penosa situación por la que atraviesas ahora, sumido en un doloroso y callado paréntesis que te mantiene al margen de la existencia, como una...

Estábamos por los años cincuenta cuando nos sorprendió escuchar por una emisora de radio un programa en el cual presentaban a LOS TORREALBEROS de Juan Vicente Torrealba. En aquellos locales comerciales del hoy llamado bulevar de Sabana Grande, numerosos oyentes  disfrutábamos del novedoso programa musical. En aquel tiempo el bulevar no existía, era una estrecha calle un poco pueblerina conocida como calle real de Sabana Grande o Avenida Abrahán Lincol. De tarde en tarde nos...

INTRODUCCIÓNProtagonista y testigo de más de tres décadas de nuestra medicina, cuento para mis reflexiones con el privilegio de haber visto desde primera fila sus transformaciones profundas e impensadas, y con el abatimiento y las satisfacciones que se sienten al ejercer el noble arte de aliviar y de curar.  La humanidad, cuestión que me impacienta, no es menos que los avances científicos y tecnológicos de nuestras profesiones, es el norte de una ciencia que existe en la medida en que...

Siempre quiso escribir este hombre. Cuando joven, escribir sobre los preferidos juegos extenuantes de los niños de su edad, ser grandes. Pero no lo hizo porque era más divertido jugar, que perder demasiado tiempo intentado buscar que decir, ordenando palabras que no sentían deseos de dejarse ordenar para ganarse lo que a los mayores estorbaba. Quiso siempre escribir este hombre. Cuando adolescente, escribir sobre sus platónicos amores desgraciados, casi siempre y de los desdichados...

Unos años tarde para sacarla a la luz.  En su momento no pude escapar del REALISMO MÁGICO y, como todos los escritores se ubicaban en el Caribe de mis amores y desdichas, por llevar la contraria me ubiqué en los LLANOS ORIENTALES DE COLOMBIA, igual de mágicos y de hermosos.El padre José María Querubín entró como el alma de un santo por  las calles solitarias. Flotó en el sopor del mediodía a lo largo de las tres cuadras que separaban el parador de las mulas del templo...

¡Hace tiempos que guardo en la memoriatodos los recuerdos de la casa paternal,y al pie de su arboleda contaré su historiaque dejaron los abuelos como algo fraternal!¡Recuerdo todavía los diminutos corredoresrodeados de nostalgias y con olores a jazmín,los pilares carcomidos y las blancas floresque nacían con su aroma en el álgido jardín! ¡Recuerdo todavía cuando éramos ‘pequeños’que mi madre nos decía con cariño maternal,todo ya se ha ido hasta los mismos sueñosque hoy al...

No entiendo la reacción del mundo por la operación militar israelí en Gaza. Sí, es cierto, están matando palestinos. Sí, es cierto, hacen lo que quieren. Sí, es cierto, pasan por encima de los derechos humanos. Sí, es cierto, utilizan armas de última tecnología en contra de una población civil, en su mayoría. ¿Y qué? Desde 1947, el pueblo elegido ha hecho de las suyas en la mitad del mundo árabe, apoyado y protegido por la ONU y Estados Unidos. ¡Pero eso es justo! El pobre pueblo judío...

Lectura sugerida

¿Qué tal estás?

¿Qué tal estás?

Monólogos

10-02-2017

El Muerto (Parte 7)

El Muerto (Parte 7)

Cuentos

20-11-2009

El tiempo en que no te tuve (II)

El tiempo en que no te tuve (II)

Monólogos

05-08-2008

Hoy mejor no

Hoy mejor no

Minicuentos

18-03-2018

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver