Identificarse Registrar

Identificarse

Desperté en mi alcoba con el pelo largo desnudo y barbado,
desperté y al unísono las puertas de mi alcoba se abrieron por
si solas, las sabanas se hicieron alfombras conduciéndome al jardín,
las flores se balanceaban hacia mi ser para que pueda olfatear el aroma
de su cáliz;

los árboles frondosos hacían descender sus ramas colocando en mis
manos el fruto maduro y dulce de su zafra, continué caminando y noté
que no sentía calor tampoco frío, el terreno agreste de la montaña
decidió hacerse un prado para darme paso, el caballo manchado de
blanco y negro decidió agazaparse para facilitar mi ascenso a su lomo
guiándome  a un paso calculado dirigiéndome a una luz brillante parecida
a un gigantesco arco iris, allí de la luz salían mariposas azules, verdes,
amarillas, blancas cubriendo mi cuerpo por completo creando un capullo
de lino grueso, cerré mis ojos, un tiempo incierto, más tarde los abrí rompiendo
el capullo y ya tenía un traje definido en el tiempo comprometido con las
flores de aquel jardín, con el árbol que de forma humilde me obsequió sus
dulces frutos y todos aquellos que han echo posible la transformación de un simple hombre a una revolución...

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 315 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver