Identificarse Registrar

Identificarse

Tomaste la decisión de irte y fue lo mejor, la ausencia me enseño que no valías la pena como lo pensaba día y noche mientras daba la vida por ti, eran las 12 después las 2 y yo seguía ahí con miles de recuerdos en mi mente, no faltan las lágrimas en mi rostro. Ese es el punto de mi vida donde no hay nada, absolutamente nada, la hoguera se apagó, llego a su fin.

Ahora me dedico estar acostado días, semanas incluso meses aislados detrás de un teléfono revisando los viejos efigies donde salíamos sonrientes de aquellas promesas donde lo dimos todo por un matrimonio, un hogar y miles de viajes. Ahora solo son simples retratos y cartas en mano de un pasado donde nada ya es motivante, cuando más necesite de ti, no había nadie.

Querida amada, está es la última carta que te escribo y últimas letras y te dejo en el olvido, es hora de ponerle fin a esta manía de volver siempre, de darle importancia a alguien que no siente absolutamente nada.

Fuiste mi último te amo, y cabe mencionar que, después de ti, ya no he tenido ganas de enamorarme, al final no fuiste el amor de mi vida pero si el que más me dolió y el que más recordaré.

Mira como estoy muriendo, Adiós.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Grupos

Están en línea

Hay 299 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver