La oveja que se salvó del tren

 Obdulio era un pastor avezado, enjuto largo y espigado. No tenía estudios, aunque aprendió a leer en la escuela primaria. Contaba con un rebaño de cientoveinticinco ovejas, entre corderos, carneros, madres y alguna que otra cabra. Obdulio se pasaba largas temporadas en la transhumancia, pastoreando por los valles, montes, caminos y Cañadas Reales. En su caminar se encontraba con caminos, cruces, carreteras, pedregales, arroyos, ríos y hasta vías de trenes. En su zurrón no faltaban el queso, el pan y las viandas que  se iba aprovisionando por las poblaciones por donde pasaba. Como había que conservar las tradiciones, cuando pasaba por alguna ciudad por la que atravesaba alguna Cañada Real, le hacían festejos e incluso cortaban el tráfico...

Leer más: La oveja que se salvó del tren

JUICIO FINAL

 Desde su cama, a la media noche y por la ventana de su habitación, Jacobo alcanza a divisar en el infinito una inmensa multitud de seres que llama poderosamente su atención hasta el punto de hacer que, el niño curioso, se levante y se acerque para darse cuenta por sí mismo de qué se trata tal aglomeración.Una vez en el sitio, Jacobo se confunde entre  el grupo de personas que conforman la inmensa multitud que ha llamado su atención y se percata de que se encuentra en la antesala del...

Leer más: JUICIO FINAL

EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS V

... Todo quedó en aguas de borrajas, como se dice en mi pueblo, tan sólo era el "jorobado" que se había quedado las llaves olvidadas encima de la mesa central, donde recibía a los nuevos inquilinos del cementerio. A estas alturas ya sabía que estaba en un cementerio, olvidado y mal cuidado, incluso habían crecido árboles en su interior, quizá porque algún pajarillo había servido de huesped de la semilla que depositó en el interior del cementerio en una de sus deposiciones. Era costumbre del...

Leer más: EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS V

Perdedora

     Se quitó la última prenda y se entregó dócil a sus brazos, acariciándolo dulce y cálidamente, y justo cuando sus labios iban a unirse en pasional beso la despertó en medio de la noche el sonido del teléfono. Con una extraña mezcla de sensaciones, el aun intacto calor de su sueño y el repentino frío de su cama, se debatía entre contestar o no. Al noveno ring, insistente en señal de posible emergencia optó por levantar el tubo. -¿Hola? -Hola Amelia, escuchame, yo no… -Perdón, ¿quién...

Leer más: Perdedora

EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS IV

    Un olor rancio invade la estancia, pero no me resulta desconocido, es ese viejo, el que trae a los presos. Es un hombre uraño, encorvado, como el personaje de "El Jorobado de Notre Dame". Siempre trae cara de amargado y su conversación es seca y escueta,- "¡deme a su criatura!" o "¡déjelo ahí y ya se puede marchar por donde vino!". Luego, cuando el "padre de la criatura" desaparecía de su vista, murmuraba algún improperio: "nos van a dejar esto que vamos a tener que pasar de lado", "algún...

Leer más: EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS IV

Cuento - Dificultades ★

 Un día un campesino se cruzó con Dios y al encontrarse cara a cara le dijo:  - Tú has creado el mundo pero no eres un campesino,  no conoces nada de la agricultura ni de la tierra tienes mucho que aprender ya que nuestras cosechas, se            echan a perder por las lluvias.  -  ¿Cual es tu consejo ? - le dijo Dios  Dame un año y deja que las circunstancias sean propicias para que no se pierda la cosecha,  y conseguiré alimento para todos. Dios lo pensó un momento y...

Leer más: Cuento - Dificultades ★

Cuento - El Portero del Prostíbulo

   Esta historia nos cuenta sobre cómo no tenemos que dejar de desaprovechar las oportunidades que tiene la vida porque a veces esas oportunidades vienen de los lugares menos pensados y tenemos que nosotros con nuestra inteligencia hacer lo posible para que esa oportunidad sea rentable. Este cuento se llama el portero del prostíbulo y la verdad que es uno de mis cuentos preferidos: Permíteme que te cuente.  Había una vez un hombre que trabajaba como portero del prostíbulo...

Leer más: Cuento - El Portero del Prostíbulo

Tiene mi cabeza - Cuento

Tiene mi cabezaCUENTOS COLOMBIANOS -¿Qué es este sentimiento que brota desde mis entrañas?, ¡me duele!, Arde como las llamas, lo aborrezco. Porque vienen estos malditos recuerdos, ¿Por qué ahora? Este sentimiento, lo recuerdo vivido, fluyendo como la sangre en mi interior, siento que sudo, este calor me asfixia, este cosquilleo en mi pecho duele como aves rapases asistiendo, siento que se quiebra en millones de pedazos mi alma, como si de una porcelana se tratase, sensible cayera desde...

Leer más: Tiene mi cabeza - Cuento

Fabula Increible - VERTE BRILLAR

   Este fábula es una de mis preferidas y además es una forma de ver la vida tan especial y auténtica que seguro la disfrutaras.  Iba una luciérnaga volando por el bosque, las luciérnagas se iluminan en la noche buscando pareja o para defenderse de algunos insectos, tienen la particularidad de no volar tan alto, así que aprovechando una ráfaga de viento, paso por delante de unos pastizales y de repente apareció una serpiente, la serpiente la miro fijamente y comienzo a...

Leer más: Fabula Increible - VERTE BRILLAR