El último café.

     Veía la lluvia caer tras la ventana. Privada de mi consciencia, giraba la cuchara en el café, helado e intacto en su taza. Veía la lluvia y veía su llanto. El vacío se sentía tan frío, y mi piel se sentía tan frágil y desnuda, tan expuesta, humillada…y nuevamente veía la lluvia, que eran sus lágrimas, que eran mis lágrimas. Y la cuchara seguía girando, y yo seguía sumida en el silencio, y él seguía sentado junto a mí, con los ojos rojos y su taza vacía. Entonces las palabras, entonces los recuerdos, entonces el correr de los minutos, las horas, el vino y la lluvia cada vez más disimulada tras el ocaso. Casi sentíamos ahogarnos en el alcohol y en ese mar de llanto. Y así, embriagados reímos y volvimos a llorar. La nostalgia de viejos...

Leer más: El último café.

SOY MI PROPIO DIOS

La carretera estaba brumosa por la intensa lluvia que arreciaba mientras que el parabrisas del automóvil que conducía intentaba despejar mi visión en la oscura noche. Mis manos fuertemente adheridas al volante intentaban no desviar el camino, cuando de repente un vehículo que venía en sentido contrario no bajaba la intensa luz alta, hasta el punto de cegarme. Un instinto primario asaltó mi alma: envestirlo sin importar las consecuencias. Miré a mí alrededor y nadie podía impedir esa...

Leer más: SOY MI PROPIO DIOS

HASTA QUE LA OTRA LOS SEPARE

Este monólogo lo escribí para ser representado en escena por Carmen Dora Espinosa.Hace ya unas dos o tres décadas que se acabó eso de que “Hasta que la muerte los separe”, hoy, parece que el asunto se va por otro lado: “Hasta que la otra o el otro los separe” porque el problema no es solo de los caballeros, que también las mujeres se encaprichan con un tonto y acaban hasta con el nido de la perra, como se dice popularmente. La epístola de San Pablo, que se lee tanto en la ceremonia...

Leer más: HASTA QUE LA OTRA LOS SEPARE

GRACIAS SAN PEDRO

Como de costumbre, anoche cuando me retiré a descansar, programé la alarma del celular para que me despertara a las 4:30 de la madrugada con el fin de irme a las 5:00 a hacer un poco de ejercicio.A eso de la 1:24 de la mañana desperté y me percaté que estaba cayendo una leve llovizna, en consecuencia, apagué el despertador, pues ya no podía ir a caminar.  Me volví a quedar dormida hasta las 3:26 de la mañana y ya no estaba lloviznando ni había llovido muy fuerte.  Sin embargo, a eso de las...

Leer más: GRACIAS SAN PEDRO

Mi vida ya sin ti

La vida continua, no se detiene el tiempo a pesar de alguna pérdida pero, créeme, que desde el día de tu partida, empecé a perder la noción del tiempo, del lugar, había días en los que incluso, no estoy seguro de quien soy, si seguiré siendo aquel chico el cual siempre le veía un sonrisa al sol o dibujaba mil historias con las nubes del cielo. No sé si soy un tipo melancólico el cual sólo busca una manera de dañarse con tan sólo pensar en ti, que el dolor que emite hacerlo, lo hace recordar...

Leer más: Mi vida ya sin ti

Recuerdos del ayer

Aún tengo la ilusión de tu regreso, aún sueño en volverte a tener en mis brazos una vez más, aún lloro en las noches al sentir ese espacio vacío que dejaste en la cama, aún lamento cada error que cometí, que a pesar de que sabía de ellos, los ignoraba. Aún escucho tu voz en el viento, aún veo tu reflejo en el agua, aún siento tu calor cuando hace frío, aún extraño el amor que me dabas, aún necesito de ti en mi vida, quiero que sepas que nunca te olvidé, que mi amor por ti aún sigue latente...

Leer más: Recuerdos del ayer

Cosas que pasan de Ezequiel Castillo

 Cosas que pasan En la vida tenes dos opciones vivir feliz o vivir triste, yo decidí vivir feliz, pero la sociedad se empeña con hacerme sentir mal, por ejemplo:  El otro día iba caminando muy feliz por la calle y pase por la vidriera de un local de ropa, había una remera roja con alunares negros increíbles; Entro con muy buena onda  y le digo al vendedor, ¡discúlpame!, ¿la remera que está en la vidriera la tenes en mi taller?, el vendedor me mira de arriba abajo y me dice, de...

Leer más: Cosas que pasan de Ezequiel Castillo

Lo que le pasa a los adolescentes de Ezequiel Castillo

Lo que les pasas a los adolescentes:Ser adolescente implica muchas cosas, como por ejemplo tener que despertarse temprano para ir a la escuela. ¡Yo odio la escuela!, apenas llegas, tienes la obligación de saludar a cada uno de los que ves a la entrada de escuela, porque si no lo haces después te dicen mal educada, en mi caso mal aprendida, porque mis papas me educaron muy bien, no llegas a poner la cola en el asiento del salón que escuchas la voz te tu amada maestra (sarcástica)(Imitando...

Leer más: Lo que le pasa a los adolescentes de Ezequiel Castillo

EL SUPLICIO DE TÁNTALO

En el artículo anterior les conté lo del VELLOCINO DE ORO y dejé pendiente los ARGONAUTAS pero me excuso, por ahora, de aplazar el relato porque es un poco largo y tengo algunas dificultades por resolver. Como veo que en las diferentes páginas donde estoy publicando estos artículos mitológicos aumentan los lectores les narró esto del Tántalo que se nombra para asustar porque el nombre completo es EL SUPLICIO DE TANTALO.Tántalo era hijo de Zeus y una mortal; desde chiquito se convirtió en un...

Leer más: EL SUPLICIO DE TÁNTALO