Identificarse Registrar

Identificarse

Se acercan las fiestas y empiezan los preparativos:

 

Los regalos, la decoración y el menú de la cena, el lugar donde nos reuniremos... Y cuando esperamos aparece la pregunta inevitable ¿Cuantos somos para el 24?, ¿y el 31?

 

De ahí en la respuesta aparecen implícitamente las" sillas vacías”, las personas que no están, la persona que está lejos, la que la vida llevó por otro camino, la que eligió no estar, la que se enemisto, la que se llevó la muerte. Aparece la tristeza, la amargura y esa nostalgia por las sillas vacías, necesitaremos ese abrazo contenedor y prolongado que no va a llegar, extrañamos la sonrisa de esos seres mientras de los ojos nos brotan las lágrimas que duelen, pero así es la realidad y a la realidad hay que aceptarla. Un suspiro hondo hacia el cielo, mientras bajamos cabeza y de un giro vemos las sillas ocupadas, son las personas que nos aman de verdad y sonríe  ¡Joder! Porque así es esta vida, de pérdidas y de ganancias. 

Cuando falten esos 5 minutos para las 00:00 no correré como antes, no estaré lleno de alegría, simplemente así voy a brindar el 24 y el 31 de diciembre, donde dedicaré un minuto de silencio por mi familia pero también por la de los demás, estaré con lágrimas contenidas por las sillas vacías y sonriendo desde el alma por las sillas ocupadas.

Por favor comparta este artículo:
Pin It

Bienvenido a la comunidad de escritores, poetas y artistas del mundo.

 

Aquí podrá darse a conocer, conocer a otros, leer, disfrutar, compartir, aprender, educarse, educar, soñar y vivir el mundo de fantasía que hay en todo artista.

 

¿Quién sabe? ¡A lo mejor también es uno!

Están en línea

Hay 408 invitados y ningún miembro en línea

Concursos

Sin eventos

Eventos

Sin eventos
Volver