Las navidades de antaño

Pues olvidaba a los personajes más importantes de esta noche: los niños; desde que esta costumbre hizo ley, son los infantes los que esperan con mayor ilusión esta noche, no tanto por su fervor religioso sino, como es de suponer, por los regalos. Las nuevas generaciones exigen lo que desean recibir; los niños de entonces nos contentábamos con lo que nuestros padres nos podían dar de acuerdo con sus capacidades económicas y siempre el regalo era ropa y cosas útiles en la vida estudiantil, por adelantado le daban a uno la maleta de cuero para los libros y útiles escolares y el uniforme del año siguiente, eso si uno era el mayor porque la ropa se heredaba de los hermanos mayores a los menores. Para no salirme del tema les cuento que a las niñas, sin excepción, les daban un muñeco de la Fábrica Nacional de Muñecos de nombre Ricardo y a los niños un carro de latas de fabricación nacional. Los chicos más afortunados recibían un triciclo y ellas una muñeca importada y paren de contar. A los infantes se nos permitía estar despiertos hasta la cena y luego a dormir, era al día siguiente cuando aparecían los regalos al pié del chamizo que fungía como árbol de navidad.

Esto se repetía para el 31 de diciembre, último día del año y a la media noche venía la celebración del Año Nuevo con abrazos, besos y muchas lágrimas. Esto amerita otra crónica porque los agüeros y otras costumbres se conservan diluidos con los años.

Los aguinaldos

Como no pude hallar una respuesta que me satisficiera entre mis allegados, recurrí, como es mi costumbre, al diccionario de la RAE.

aguinaldo. (De aguilando). m. Regalo que se da en Navidad o en la fiesta de la Epifanía. || 2. Regalo que se da en alguna otra fiesta u ocasión. || 3. Villancico de Navidad. || 4. Planta tropical silvestre de la familia de las Convolvuláceas, muy común en Cuba y que florece por Pascua de Navidad.

En mis recuerdos está el juego de aguinaldos, en realidad eran un pasatiempo para los jóvenes que no tenían TV ni otras diversiones tan comunes hoy, hacían parte de las tradiciones navideñas y  los más comunes eran:

  • Pajita en boca: cada uno de los participantes debía conservar en la boca un pedacito de pasto o de planta; si se encontraba con el otro le decía ¡Pajita en boca!, el otro debía sacar la lengua y mostrar la pajita o perdía la apuesta.
  • Hablar y no contestar: muy sencillo al encontrarse cualquiera de los dos preguntaba o decía algo y el otro debía permanecer callado…
  • El sí o el no: su nombre lo dice todo, cada uno escoge una sílaba SI o NO y se dirigen preguntas de toda clase para hacer caer al otro, gana el que haga decir a su oponente la palabra contraria.
  • El beso robado: estas apuestas si que ocasionaban peleas y disgustos, los novios éramos súper celosos y la idea era dar un beso a la chica cuando estaba descuidada, los tímidos lo chantábamos en la mejilla pero los avivatos buscaban la boca y ahí era Troya… algunas de elas devolvían cachetada por beso y si sus novios se enteraban la pelea era segura; pero uno se ganaba el beso aunque perdiera la apuesta.
  • Dar y no recibir. Sin comentarios
  • Tres pies: se aprovechaba que la persona estuviera descuidada y con las piernas en compás abierto, pues unjo deslizaba su pie entre las dos piernas, eso era todo, y ganaba los aguinaldos
  • Es posible que el tema no esté agotado, ustedes dirán.
  • Por lo general la apuesta consistía en un pequeño detalle; los muchachos de la época permanecían con los bolsillos desocupados y a lo más el perdedor daba una flor, una chocolatina, una invitación a tomar gaseosa. Si la chica era el amor oculto del chico la apuesta era un beso si ella perdía o algo más costoso si el perdedor era el muchacho, siempre hacía lo posible por ganar para ganarse el beso que por la época se daba con mucha escasez, no como los tiempos que corren en que los besos y abrazos se prodigan sin mesura.

Creo que con esto doy una idea parcial de las navidades de antaño; algunos detalles cambian según la región pero la visión panorámica, por lo menos para Colombia, es como esta esbozada en este artículo. Espero que lo disfruten. Feliz navidad para todos en paz y con prosperidad.

Edgar Tarazona Angel
www.molinodeletras.net  

 

Comentar