Mensaje no preciso de imagen

Hay que tener mucho cuidado de enamorarse de la persona equivocada, sobre todo si esa persona lo sabe, nos convertimos en seres vulnerables al exponer nuestros sentimientos y ¿por qué no? debilidades al descubierto de otra persona, si ya viviste la experiencia de enamorarte de la persona equivocada creo que sabes de lo que hablo, yo conocí a varias mujeres a las que les di mi amor, bajo este mismo cielo jure amor a muchas mujeres pero ella… ella era especial , cuando vivíamos juntos era todo casi perfecto, llegar a casa y verla cocinando era todo lo que necesitaba, quizás es la que más recuerdo ya que fue la única que no me dejo, yo tampoco la deje, nos separamos que es muy distinto, por más que intente averiguar nunca supe más nada sobre ella, creo que está muy lejos de aquí, y también creo que de alguna forma debe estar pensando en mí.

Voy viajando por la ruta 8 realmente cansado son las tres de la madrugada y he manejado por más de ocho horas, necesito seriamente un descanso. Mi copiloto duerme tranquilamente a mi lado, en la parte de atrás viaja Tod nuestro especialista en “informática”, le pregunto

- ¿Tod que sabemos del muchacho?

- Sabemos que está a todavía cuatro horas de viaje desde aquí, que se llama Eliot, mide 1,75 de piel morena, y tiene un tatuaje en la muñeca con el nombre de su hija

- ¿Solo eso?, no sabes donde se aloja o algo así,

- Estoy en eso pero no es una presa fácil ya que no hay mayores datos

- Voy a parar en esa estación de servicio, necesito un café – le digo

Se ve a lo lejos una vieja estación de servicio, espero que haya alguien, mediante nos vamos acercando despierto a David. David es mi mano derecha, mi socio junto a Tod, le digo que vamos a parar un tiempo para descansar y luego seguir nuestro camino, es una estación de servicio bastante vieja las columnas de metal con un poco de óxido, una vieja mujer atendiendo el autoservicio, todo muy estereotipado, dejo el auto a un costado bajo unos árboles, al lado de la estación hay una casa de madera, dos perros nos reciben con cariño mientras nos acercamos a la puerta del autoservicio, los muchachos se sientan mientras compro un café en la máquina expendedora, Tod se sienta con su Mac en la mesa y David comienza a mirar que puede comer, este tipo no puede estar tranquilo si no come algo cada hora, me acerco a la mesa y me siento junto a David que está comiendo un paquete de snakcs.

- El tramo que falta lo manejo yo - me dice David

- Ok, me haría bien dormir un poco. Tod ¿no supiste más nada de ese tipo?

- Lo que te dije, no es fácil rastrearlo, en cuanto lleguemos a la ciudad no nos queda otra más que empezar a preguntar

- ¿Cuándo se vence el plazo? – nos dice David mientras nos mira a los dos

- Tenemos hasta el viernes a la tarde – dice Tod

- ¿No te especificaron las razones? – le dice David a Tod

- Es anónimo todo lo que nos dijeron es que tenemos que terminar el trabajo antes del viernes a la tarde y con tarde me refiero antes de las ocho de la noche

- ¿No es una especie de político no? – le digo a Tod

- No, por los antecedentes que pude encontrar tiene unos cuantos cargos menores y estuvo preso tres meses en una comisaría

- ¿Por qué?

- Robo automotor, nada grave, el tipo es una escoria, debe haber hecho algo muy malo para que nos llamen

- Sigamos antes que sea más tarde nos quedan solamente dos días para completar el trabajo – digo.

Salimos por la puerta del autoservicio le arrojo las llaves a David y abro la puerta de atrás y me acuesto, Tod viaja adelante haciéndole compañía al conductor, la ruta es larga y obscura, parece no terminar más, mirando al techo me acorde de María, como todas las noches antes de dormir, mis ojos de a poco se cierran pensando en que este auto es muy incómodo.

Me despierto y no veo David en el auto, Tod esta con su Mac como de costumbre, es de día y el auto está parado a un costado de la ruta.

- Tod ¿qué paso? ¿Dónde está David?

- Esta meando – me dice sin dejar de mirar su Mac

Miro por la ventana un cartel verde decía que faltaban solamente 20 kilómetros para nuestra ciudad.

- ¿No se pudo aguantar 20k mas?

- Ya lo conoces, me sorprende que no haya parado a cagar con todo lo que comió

- ¿Lleno el auto de migas?

- Si

- Hijo de puta, voy a manejar yo - le digo a Tod

Salgo de la parte de atrás del auto abro la puerta y me siento al volante, David llega y entra por la puerta de atrás y se sienta a charlar, nuestro próximo objetivo es conseguir tres habitaciones de diferentes hoteles, sería muy obvio dormir los tres en el mismo lugar, llegamos finalmente al primer hotel donde se baja David

- A las tres de la tarde nos juntamos a comer en algún lugar te llamo antes para confirmarte donde – le digo a David desde la ventanilla del auto mientras se aleja

Me asiente levantando el dedo pulgar, y entra al hotel, es un hotel tres estrellas, parece confortable, a pesar de no haber dormido tanto estamos más que listos.

Exactamente a quince cuadras encontramos un hotel de mala muerte en los suburbios de la cuidad, aquí es donde me bajo yo, bajo mi bolso del portaequipaje, y entro al hotel le digo a Tod que me espere en el auto, tienen la habitación numero 6 libre, la reservo me dan la llave y salgo a hablar con Tod.

- Tengo la habitación 6, este es el teléfono del hotel agendalo por las dudas, cuando encontrés un hotel me llamas al celular, yo ahora lo llamo a David y le aviso donde estoy.

Me despido de Tod y entro a mi habitación, es una habitación con una cama y un baño, las paredes están viejas y despintadas y el olor es muy desagradable no se bien de donde proviene, saco las cosas de mi bolso, me cambio de ropa, me afeito, llamo a David y salgo de la habitación, es un día soleado sobre la cuidad, miro mi reloj las 11PM, tengo un poco de tiempo, voy a recepción y le pregunto al tipo que atiende si conoce algún bar cercano, le dejo propina y me dirijo al bar, según me dijo no queda muy lejos, cuando salgo a la calle me pongo mis lentes de sol, hace calor y no he dormido bien.

A duras penas y después de 15 minutos llego al bar llamado Heaven un verdadero nido de ratas, entro y veo a cuatro personas en la barra bebiendo, bebiendo a las 11de la mañana, adorable. Llamo a Tod a su celular.

- ¿Hola? – dice Tod

- ¡Hey! ¿Por que no me llamaste? ¿No encontraste hotel todavía?

- Discúlpame recién salgo de bañarme, te estaba por llamar

- Deja no importa, hacéme un favor y mándame la foto del tipo este al celular ahora

- Ok, corto y la envió, ¿vos dónde estás?

- En un bar de mala muerte cerca del hotel

- ¿Estas tomando a esta hora? – me dice Tod

- No, estoy buscando a este tipo, por algún lugar hay que empezar

- ¿Y se te ocurrió un bar?

Comentar