Fabula Increible - VERTE BRILLAR

   Este fábula es una de mis preferidas y además es una forma de ver la vida tan especial y auténtica que seguro la disfrutaras.  Iba una luciérnaga volando por el bosque, las luciérnagas se iluminan en la noche buscando pareja o para defenderse de algunos insectos, tienen la particularidad de no volar tan alto, así que aprovechando una ráfaga de viento, paso por delante de unos pastizales y de repente apareció una serpiente, la serpiente la miro fijamente y comienzo a perseguirla. La persiguió toda la noche incansablemente, cuando llego el amancer la luciérnaga ya agotada se detuvo y luego le dijo:  -Antes que decidas terminar con mi vida quiero hacerte tres preguntas --La serpiente igual de cansada, le respondió con...

Leer más: Fabula Increible - VERTE BRILLAR

EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS III

    Han pasado varios meses y nadie viene a visitarme ya, ni siquiera alguno de mis supuestos padres. De vez en cuando resucitan a algún viejo legajo, de esos que llevan aquí 600 o 700 años, lo clonan y lo dejan reposar en otro lugar. Dicen que ese lugar donde mandan a reposar a los vetustos que clonan es maravilloso, con su estante de cristal, con aire acondicionado para que no se estropeen las hoja, no dejan que les hagan fotos para no dañarlos y vienen a visitarlo todos los días centenares...

Leer más: EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS III

El día que conocí a Gambo.

El día que conocí a GamboAquel se escondía inmóvil en un lugar de tierras grises, había peñascos que cortaban la luz, parecían sombras de venas caminando por el bosque, llegue allí, siguiendo el instinto natural de un bohemio inquieto, siguiendo el cántico silbido de las aves y un umbral de hojas que se cernían en el suelo al compás del tiempo, era una alfombra dorada acicalada por crujidos, adornada por paredes cinceladas en grietas, entre brazos robustos y mástiles gigantes, estaba allí...

Leer más: El día que conocí a Gambo.

AROMA DE CAFÉ Y MUJER - CUENTOS COLOMBIANOS.

AROMA DE CAFÉ Y MUJERCUENTOS COLOMBIANOS  -W. Benjamín C. Castillo Páez   Pedí un café. Todo comenzó así. Tras una dura jornada de estudios tome la decisión de ir a la cafetería cerca a mi casa, ayer mismo la habían inaugurado, de hecho, me habían invitado y no quise ir. Cuando entre en aquel establecimiento una tranquilidad infatúa recorrió cada minúsculo bello en mi cuerpo, había música en el ambiente, muy relajante, mis pasos al trazar camino por la cafetería hacían crujir...

Leer más: AROMA DE CAFÉ Y MUJER - CUENTOS COLOMBIANOS.

PULGOSA Y GARRAPATOSA...

PULGOSA Y GARRAPATOSA  Había una vez una familia muy rica que tenía dos hijos muy amorosos y una bella perrita muy querida por todos en este hogar.   Esta bella perrita tenía un saludo especial y distinto para cada uno de los miembros de la familia lo cual la hacía muy especial dentro de esta familia para quienes era un integrante más.Al jefe del hogar por ejemplo, le encantaba que, al llegar a su casa, saliera su perrita pulgosa a recibirlo porque ésta le movía muy graciosamente su...

Leer más: PULGOSA Y GARRAPATOSA...

Hora de seguir.

 Observaba mi taza de café, el líquido obscuro giraba en ella. Mi reflejo se veía distorsionado, quizá era así como de verdad me sentía. Levante la mirada esperando verla sentada frente a mí con una sonrisa y preguntando "¿debería pedir otra rebanada de pastel?”, pero no fue así, jamás volvería a ser así. Tome mi chaqueta y me levante, deje el dinero junto a mi taza de café intacta. Al salir vi una vez más hacia el interior de la cafetería y la melancolía me invadió, sentí una lagrima...

Leer más: Hora de seguir.

Querubín.

Fue de lo más extraño, Querubín.Aquella noche, caminaba con unos viejos compañeros de estudios, como solía pasar, no habíamos resultado en un plan para una supuesta diversión. Aquella noche tenia pocos ánimos, pues una luna atrás, había terminado la relación con una mujer que estaba y que aun amo, yo buscaba distraer mi mente, ellos, no sé lo que ellos buscaban.Después de haber caminado lo suficiente para detenernos en una esquina, ya incapaces de dar una respuesta que satisficiere a...

Leer más: Querubín.

EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS II

  El día después 4º En un ventanal encontré un cristal roto y quise mirar a través de él, pero no lo alcanzaba. Entonces me puse a pensar ¿quien rompió aquel cristal que le dió a su rotura una extraña forma?. Tenía plumas pegadas a las puntas escarchadas en el extraño dibujo que tenía la rotura del cristal. Unas gotas de sangre adheridas al marco de madera que sustentaba la ventana de aquel lugar plagado de libros muertos. Hoy no vino nadie más a visitar el lugar, por eso quise escapar a través...

Leer más: EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS II

POR SIEMPRE AMAPOLA

En épocas de monarcas, de princesas, de caballeros, y castillos, encontré la valiente historia del pueblo de las joyas, desde el cielo hasta las montañas donde vivian los zafiros y zafiras, se contaba una bella enseñanza, mientras el rey Ricardo a sus 65 años, revisaba los libros antiguos, en la biblioteca real del castillo del reino zafiro, pudo hallar, uno que le llamo la atención, estaba conservado hasta el último detalle, al abrirlo y leer la primera hoja pudo darse cuenta que era el...

Leer más: POR SIEMPRE AMAPOLA