Las coplas – Colombia (1)

La palabra copla deriva del Latín copulam,  que significa enlace, unión o acoplamiento, es la acomodación de un verso con otros para formar una estrofa. La copla es un enlace de versos que hacen un comentario breve y generalmente humorístico sobre diversos temas: amor, religión, el campo, el matrimonio, los oficios, noticias, etc.

Este tipo de composición es parte de la herencia cultural que nos dejó España y sus raíces se pierden en el origen de nuestra lengua, esto no significa que la copla sea un tipo de composición versificada exclusiva del idioma español. La copla corriente se hace para ser dicha pero también puede ser cantada y recibe el nombre de canta.

Las coplas se prestan para muchas actividades, hasta para duelos, pero no a muerte sino duelos de copleros donde uno dice una primera copla y el otro debe responderla sin salirse del tema. Según la región (en Colombia) este enfrentamiento cambia de nombre: contrapunteo en los llanos orientales, trova en Antioquia y el eje cafetero y  en la Costa Atlántica. Por lo general se forman dos bandos y se acompaña el duelo con trago y comida, pierde el coplero que no pueda responder a su rival y el bando vencido paga la cuenta. Se sugiere uno de estos duelos en la popular canción vallenata “la gota fría”: “Acordate Moralitos de aquel día que te fuiste en Urumita y no quisiste hacer parada”. Carlos Vives transformó este término por parranda que no estaba en el original.

Características Generales

  1. En resumen, una copla es una estrofa de cuatro versos
  2. Con rima consonante y
  3. De versos heptasílabos u octosílabos que pueden rimar uno y cuatro, dos y tres, uno y tres, dos y cuatro  o todos.
  4. Si tienen nueve o más sílabas poéticas no es copla aunque tenga cuatro versos. En otros términos (ver rima y métrica de este mismo autor): abab, abba, aabb, aaaa.
  5. Las coplas en un 90% son campesinas. Por saber que esto va a ser leído en otros países acomodo el habla provinciana. Son picarescas y la mayoría con mucho humor.
  6. Los campesinos dicen en las coplas lo que callan en la vida; estás les sirven para criticar a quien sea. Pero también son un instrumento de conquista de sus amores y de alabanza religiosa.
  7. En este ensayo, que no agota el tema, daré una muestra de algunas variedades de coplas recogidas en muchas fuentes, principalmente en mi contacto con los que las hacen…

En la coplería colombiana las coplas populares son innumerables y los estudiosos han hecho diferentes clasificaciones; de estas extraigo las más usadas:

A.        Por tema: ya ese dijo antes, hay coplas amorosas, románticas, religiosas, humorísticas, políticas, satíricas de los oficios, los animales, el campo, la naturaleza, los juegos, etc.

Pero vamos a los ejemplos.

  • Coplas de animales.

Esto me dijo una polla
Del corral de doña Ester
Hágame pronto un nidito
Que yo ya quiero poner.

Igual que el cucarachero
Es la mujer de mi hermano
Pues canta como un jilguero
Y gruñe como un marrano

Golondrina voladora
Quiero ser en tus aleros
Y mirar para tu alcoba
Cuando estés en puros cueros

La pícara de la Paula
Le dijo a José Sarmiento
¡Qué feliz vive la jaula
Con el pajarito adentro.

¿Por qué lloras tortolita
Con tan amargo pesar?
¿No sería que allá en la orilla
Te pusiste a tortoliar?

Madrugan los copetones
En el cerezo a cantar;
Y ven la cara que pones
Cuando sales a orinar.

Comentar